162
162

SquareTrade presentó su informe sobre la resistencia del nuevo iPhone SE de 4'' ante sus hermanos mayores, los iPhone 6S de 4,7'' y 6S Plus, con pantalla de 5,5''.


A pesar de que el iPhone SE es más grueso (heredó el diseño de los iPhone 5), mostró menos resistencia ante el intento por doblarlo: 72,5 kilos, contra los 77,1 kilos del 6S y los 81,6 kilos que resistió el 6S Plus.


El modelo económico de iPhone alcanzó su punto de rotura irreparable a los 80,7 kilos de presión.


Las pruebas de resistencia del iPhone se hicieron más comunes luego de que Apple presentara en 2014 el iPhone 6, criticado por muchos debido a que se doblaba con mucha facilidad si los usuarios lo ponían en sus bolsillos traseros y se sentaban.



Más pruebas

SquareTrade hizo además pruebas bajo el agua y de resistencia ante caídas.


Mientras el SE se apagó a los pocos segundos de estar sumergido, el 6S permaneció bajo agua por media hora con un único daño sobre el sistema de audio.



Debido a su diseño, el 6S Plus perdió el desafío de caídas. La prueba consistía en ponerlos dentro de una caja giratoria: el 6S no tuvo daños después de 30 segundos, el SE salió con algunos pocos rasguños y el 6S Plus quedó prácticamente inservible.


Los tres modelos comparten un punto con la mayoría de los teléfonos de la actualidad: ninguno soportó una caída de frente contra el piso.