162
162
 162
162

Las multitudinarias movilizaciones se concentraron en la plaza central de Reikiavik, frente a las oficinas del primer ministro Sigmundur David Gunnlaugsson. El grito común: "Renuncia ya".

Además de la ciudadanía, la oposición de izquierda reclama su dimisión por una empresa creada por su esposa en las Islas Vírgenes Británicas en 2007 para gestionar su fortuna, que aparece en los documentos Panamá Papers.

Su esposa, Anna Sigurlaug Palsdottir, había hecho pública a mediados de marzo la existencia de esta empresa, llamada Wintris, para gestionar la fortuna que heredó de su padre. Ella niega cualquier tipo de evasión fiscal.

 162
162

Según los documentos publicados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Gunnlaugsson, de 41 años, poseía un 50% de dicha empresa hasta finales de 2009. Sin embargo, cuando fue elegido diputado por primera vez en abril de 2009, omitió esta participación en su declaración de patrimonio.

El caso es muy polémico en un país marcado por los excesos de los años 2000, donde un sector financiero eufórico y sus dirigentes abusaron de las empresas fantasma.

Más de 24.000 personas, en un país de 320.000 habitantes, habían firmado el lunes por la tarde un petición en línea para pedir la dimisión del primer ministro.

El premier descartó renunciar: "No me planteo dimitir por eso y no dimitiré".

LEA MÁS: