Monseñor Gerardo Antonazzo, obispo italiano basilicaleuca.it 163
Monseñor Gerardo Antonazzo, obispo italiano basilicaleuca.it 163

Tras conocerse la noticia, el prelado de la diócesis de Cassino (al centro de Italia) afirmó en una nota que no ha recibido ninguna notificación de la fiscalía.


"Me siento obligado a declarar la falta de fundamento total de las acusaciones que se me atribuyen", señaló. El religioso agregó que encuentra "sorprendido y desconcertado" por el escándalo.


Según los medios locales, las pesquisas comenzaron en diciembre, cuando llegó a la fiscalía una carta firmada por un joven seminarista en la que revelaba los supuestos abusos a él y otros siete compañeros, todos ellos mayores de edad.


LEA MÁS:

Por su parte, el fiscal de Cassino, Luciano D'Emmanuele, se limitó en un comunicado a afirmar que "no se ha emitido aún ningún aviso de cierre de la investigación" que cae sobre el obispo.


Un informe sobre el caso fue enviado también al Vaticano, según publicó la agencia ANSA.