El dictador norcoreano Kim Jong-un habla con oficiales durante una inspección a una zona de pruebas para motores de cohetes de alto poder EFE/KCNA 163
El dictador norcoreano Kim Jong-un habla con oficiales durante una inspección a una zona de pruebas para motores de cohetes de alto poder EFE/KCNA 163

Se trata de la más reciente de una serie de pruebas realizadas últimamente por el régimen en un contexto de fuerte tensión en la península dividida, anunciada en medio de la Cumbre de Seguridad Nuclear de Washington.


La agencia oficial del régimen KCNA informó que Jong-un "expresó su gran satisfacción por este test coronado por el éxito". En la prueba, se lanzaron cohetes hacia falsos objetivos aéreos "que impactaron con precisión". Para el líder norcoreano, "fue una demostración contundente del rápido crecimiento de la capacidad defensiva del país".


Funcionarios de Corea del Sur habían denunciado el viernes las maniobras militares, incluyendo un intento de alterar los sistemas de navegación GPS, que no logró perturbar las señales militares surcoreanas, pero más de 130 botes pesqueros reportaron problemas con su navegación y algunos de ellos se vieron obligados a volver a puerto.


Kim Jong-un, presuntamente observando un ejercicio de artillería de largo alcance durante una gira de inspección en Corea del Norte 163
Kim Jong-un, presuntamente observando un ejercicio de artillería de largo alcance durante una gira de inspección en Corea del Norte 163

Desde hace un mes, Kim ha supervisado varios ejercicios militares y están pautados otros más hasta finales de abril, entre ellos varias pruebas de misiles balísticos de alcance medio, de un sistema lanzacohetes múltiple y de artillería de largo alcance, como respuesta a unas maniobras militares conjuntas realizadas por Corea del Sur y Estados Unidos, a los que el régimen considera "intentos de una invasión".


"Exhortamos al Norte a cesar estos actos de provocación y a comportarse de modo que ayude a mejorar las relaciones intercoreanas" expresó Jeong Joon-hee, vocero del Ministerio de la Unificación de Corea del Sur, en conferencia de prensa.


LEA MÁS:

Durante la Cumbre Nuclear, Barack Obama se reunió en Washington con sus pares surcoreano y japonés para discutir cómo disuadir las amenazas de Pyongyang, y subrayó la necesidad de "aplicar con vigilancia las fuertes medidas de seguridad de la ONU" adoptadas respecto a Corea del Norte, que viola con sus actividades varias resoluciones del organismo internacional.


La prensa oficial Pyongyang calificó las críticas formuladas en la cumbre de Washington de intento "insensato" de discutir a Corea del Norte su "acceso legítimo a las armas nucleares".