Para las amantes de los sabores intensos, con chili y brie 162
Para las amantes de los sabores intensos, con chili y brie 162

Hay una nueva estrella en la gastronomía local. Las hamburguesas pasaron de ser "comida chatarra" a configurarse como una de las opciones más de moda en Buenos Aires. De la mano de reconocidos chefs, con una excelente materia prima y una gran creatividad, ese ícono de la comida estadounidense se convirtió en una opción gourmet, apta para los paladares más exigentes. En esta nota, cuáles son las que no se pueden dejar de probar.

A continuación, Guía Oleo recomienda algunos de los mejores lugares para probarlas.

(Borges 1766, Palermo)

Ganador del Premio Oleo Revelación 2015, Burger Joint es parada obligada en cualquier tour hamburguesero. Está siempre lleno pero vale la pena: tienen cuatro variedades (La Clásica, La Jamaican, La Mexican y La Bleu) que son súper efectivas y demuestran que no es necesario andar con vueltas, un buen producto basta. Van con una buena cerveza tirada, y unas papas fritas perfectas, con la técnica de doble fritura de Anthony Bourdain. ¿Cuál probar? Todas, pero si te la aguantás con el picante, no dejes pasar la Mexican, con guacamole y jalapeños.

La hamburguesa veggie puede venir con vegetales salteados, queso, lechuga y crema de garbanzos. 162
La hamburguesa veggie puede venir con vegetales salteados, queso, lechuga y crema de garbanzos. 162

(Av. Avellaneda 588, Caballito)

Gran hamburguesería del barrio de Caballito, con una estética medio tex-mex y un nombre que se refiere con humor a su ubicación lejos de los polos gastronómicos más típicos. Usan medallones de carne de 180 gramos, con pan casero y deliciosas papas fritas. Todas están buenas, pero una de las más recomendables es la Bourbon Burger, con pan de campo, queso dambo a la plancha, cheddar, cebolla crispy y salsa bourbon casera. Para los que no comen carne, hay hamburguesa veggie, con vegetales salteados, queso, lechuga y crema de garbanzos.

(Bolívar 865, San Telmo)

Cuentan con un local en Almagro y otro en San Telmo, que es más grande y tiene un sector para sentarse, además de contar con la mejor compañera de las hamburguesas, la cerveza tirada. Sus medallones, hechos con roast beef y vacío, son enormes, y su pan casero es perfecto: esponjoso pero firme. La estrella absoluta es la Chilli Chutney: tiene guacamole, cheddar, chutney de mango, cilantro y picante.

Para las amantes de los sabores intensos, con chili y brie 162
Para las amantes de los sabores intensos, con chili y brie 162

(Pasaje Luis Dellepiane 685, Recoleta)

Está ubicado en el pintoresco Pasaje Dellepiane, con un exterior de paredes grafitadas y un salón de luz tenue y una pizarra que describe las hamburguesas y cervezas disponibles, incluyendo la que cambia semana a semana. Sus hamburguesas son finitas pero potentes y sabrosas, con un pan súper liviano, delicioso. La de la casa, la Dellepiane, es tremenda, con doble queso, doble panceta, cebolla a la plancha y salsa Dellepiane.

(Arenales 2609, Recoleta)

Hamburguesería de Recoleta que ofrece variedades inspiradas en distintos barrios porteños. Sus medallones de carne de 170 gramos son finitos y contundentes, y acá salen siempre bien cocidas. Todos los meses suman alguna opción nueva. De las clásicas, la Recoleta es imperdible: tiene queso brie, cebolla caramelizada, rúcula y "barrionesa" de aceto. Papas crocantes, cerveza tirada, y limonada bien fresca, que va perfecto con las hamburguesas.

(Calle 50 452, La Plata)

Carne pertenece a Mauro Colagreco, el chef más premiado de Argentina (y Latinoamérica), ganador de dos estrellas Michelin. Está en La Plata, ciudad natal de Colagreco, y es parte del buen momento gastronómico que está pasando esta ciudad. La carne es exclusivamente de animales criados a pasto, todas las verduras que usan son orgánicas, y el pan es casero. Con un cuidado packaging, acá viene bien saborear el producto y pedir la básica, que incluye cebolla morada, tomate y lechuga (aunque se le puede agregar también queso, bacon y huevo). El ketchup casero suma mucho, y para maridar, la cervecería Antares ofrece una variedad especial de cerveza exclusiva del lugar.

(Gorriti 5054, Palermo)

Desde que abrió que pisa fuerte, principalmente por sus hamburguesas, pero también porque está inspirado en la serie Breaking Bad. Todas las hamburguesas vienen con un pan diferente, siempre apropiado para el estilo, y cuentan con condimentos como la salsa Tzatziki (de yogurt y pepino), la mayonesa de ciruela o las cebollas al oporto. Una de las más destacadas es la Hangover, con coleslaw, ketchup Heisenburger, cheddar ahumado, bacon, aros de cebolla, mayonesa a la mostaza antigua y BBQ ribs, o sea, carne de ribs deshuesada para potenciar el sabor y curar cualquier resaca.