Israel blinda la frontera con Egipto ante la nueva amenaza: el Estado Islámico

  163
163

Cerca de los Altos del Golán, en la frontera de Israel con Siria, flamea la bandera del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). En la Franja de Gaza, la organización yihadista tiene cada vez más presencia. En el sur del país se escuchan los combates entre las tropas egipcias y los extremistas. El grupo terrorista que más preocupa al mundo está cerca. Es por eso que la primera unidad compuesta íntegramente por hombres y mujeres tiene una nueva misión: proteger la frontera no sólo del histórico contrabando y el tráfico de mujeres, sino también de ISIS.

Caracal, el primer batallón totalmente mixto del Ejército israelí, es el encargado de la frontera de Israel con Egipto, donde ISIS gana cada vez más territorio. El derribo en 2015 del avión ruso en el Sinaí es una prueba de ello. "Entendemos a ISIS como una amenaza que apunta contra Occidente. Necesitamos estar preparados para ésta y otras amenazas", aseguró Oren Nachbe, comandante de la base naval de Eilat, la ciudad más meridional del país, en una entrevista con algunos medios de comunicación de todo el mundo a la que fue invitado Infobae.

Por su parte, el jefe de la brigada, Elad Acohen, señaló al diario La Vanguardia: "Con la ayuda de la inteligencia militar, estudiamos con gran detalle todo lo relacionado con los hombres del Estado Islámico y sus arsenales desplegados del otro lado, en el desierto del Sinaí".

Sin embargo, fuentes militares confirmaron a Infobae que no se trata de una unidad especial nueva. Tampoco está encargada única y exclusivamente de ISIS, pero la atención que se le debe dedicar al grupo terrorista es cada vez mayor por su expansión en el país gobernado por Abdel Fatah al Sisi. En efecto, según el sitio de las FDI, Caracal fue creada en 2004.

  163
163

"Puede ser ISIS u otra amenaza, pero necesitamos estar listos para actuar contra cualquier organización. ISIS es una organización que está en muchos lugares, incluso aquí", aseguró Nachbe.

  163
163

La Marina también practicó negociaciones con los "secuestradores" de barcos y la concentración de fuerzas en torno a los yihadistas para luego lanzar una incursión para liberar el buque. El simulacro fue llevado a cabo por la unidad de comando naval Shayetet 13, e incluyó al Comando Sur de las FDI, a la División Roja, al municipio de Eilat, a la Policía, y a la Policía fronteriza. En total participaron 15 buques.

En los atentados ficticios, los terroristas atacaban a la población civil, a los buques de guerra, entraban en territorio israelí y tomaban de rehenes a los israelíes. Sin embargo, Nachbe advirtió que no tienen "información de inteligencia específica" para considerar que pueden producirse ataques como estos, pero alertó de que deben estar "listos" ante cualquier eventualidad.