Télam 162
Télam 162

Victoria Donda confesó hoy que no irá a la cena de gala con el presidente Barack Obama ya que no está de acuerdo con que haya visitado el país en esta fecha. "Me invitaron a la cena, pero no es mi rol estar ahí", dijo la diputada, quien es hija de desaparecidos.

El presidente estadounidense participará del homenaje a las víctimas de la última dictadura militar argentina en el Parque de la Memoria, en Costanera Norte, lo que no le provocó agrado a la diputada pese a la decisión de EEUU de desclasificar los archivos de inteligencia relaciones con la dictadura de 1976.

"Me da mucha alegría la decisión de Obama de desclasificar archivos de inteligencia relacionados con nuestra dictadura. Es el reconocimiento del rol que tuvo Estados Unidos", aseguró la diputada en radio La Red. "Me invitaron a la cena, pero no iré. Me parece bien y me alegra que venga el presidente de Estados Unidos a nuestro país, lo que no me parece bien es que venga un 24 de marzo porque es desconocer una parte del sentimiento que tiene nuestra sociedad sobre ese Gobierno", lanzó.

Y continuó: "Yo soy hija de desaparecidos y no es mi rol estar ahí (cena de gala). No tengo un rol institucional, ni soy jefa de Estado. Por otro lado, como diputada nacional lo que me gustaría saber es la discusión económica, el tratado de libre comercio, patentes". Respecto a las banderas con los colores estadounidenses que fueron colgadas en Plaza de Mayo, Donda afirmó que le parece que "es una exageración discutir el tema de la bandera."

La cena de gala para agasajar a Obama será a las 18.45 en el Centro Cultural Kirchner, donde unos 400 invitados (dirigentes del oficialismo y la oposición) participarán de la recepción de honor al presidente de EE.UU. Entre los invitados confirmados figuran los gobernadores de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y de Misiones, Hugo Passalacqua.

Ante la pregunta de si la visita de Obama a la Argentina suma o resta, la diputada respondió: "No lo sé. Que vaya al Parque de la Memoria, que pida perdón por el rol que tuvo el Gobierno de Estados Unidos suma, pero no es lo único que viene hacer. Hay que evaluarlo cuando se vaya"