Los trucos caseros son los mejores aliados a la hora de combatir el jet lag Shutterstock 162
Los trucos caseros son los mejores aliados a la hora de combatir el jet lag Shutterstock 162

Agotamiento, insomnio. La mayoría de las personas luchan contra el jet lag después de soportar un vuelo de larga distancia. Pero los expertos 'del aire' aseguraron que los pequeños tips, como comer pistachos antes de acostarse o invertir en una buena máscara para los ojos podrían ayudar a combatir la fatiga del viaje.

Los pilotos de British Airways y Virgin Atlantic compartieron sus secretos para evitar el jet lag.

La regla 10:30

El piloto Mark Vanhoenacker tiene un enfoque preciso para tratar el desfase horario. La regla de las 10:30 am para averiguar si una siesta es la mejor idea.

"El gran dilema que enfrentar los viajeros cuando llegan a casa es si deben o no dormir. Yo para eso tengo una regla de las 10:30 am. Si llego a la habitación de un hotel o de mi casa a las 10:30 de la mañana, me obligo a dormir un par de horas", dijo.

"Pero si llego pasadas las 10:30, me obligo -con el ejercicio, café o todo lo que sea necesario- a mantenerme despierto hasta que sea una hora razonable de ir a dormir en mi nueva zona horaria".

Enfrentar el día (o la luz)

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Recibir tanta cantidad de luz como sea posible, remarcó la piloto de British Airways Helen MacNamara. "Incluso si es la mitad de la noche en el reloj interno, el sol ayudará a mantenerse despierto. Se puede permanecer al aire libre en cafés o restaurantes si el tiempo lo permite".

Obligarse a hacer ejercicio

El objetivo es permanecer despierto hasta la hora de dormir del nuevo destino. Para eso, Helen recomendó sacar el kit deportivo al momento de la llegada, incluso si es sólo por un paseo de 20 minutos para despertar al cuerpo y aumentar las endorfinas.

Comer castañas o nueces de Brasil

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Cuando llegue la hora de descansar, el desfase horario tiende a generar una dosis de insomnio. Una buena alternativa para inducir el sueño es a través del consumo de ciertos alimentos

Helen confesó que siempre tiene castañas o nueces de Brasil en sus viajes y que además, toma un vaso de leche antes de acostarse.

"Cuando se tiene hambre durante la noche es difícil seguir durmiendo".

Tener en cuenta el recorrido que se ha hecho

El piloto Kat Woodruffe señaló que la forma en que aparece el desfase horario depende de si el viaje es hacia el este o el oeste.

"Cuando se viaja al este las personas se suelen despertar demasiado tarde en la mañana y luego no no dormir bien por la noche. Al viajar al oeste se puede despertar bien temprano y tener ganas de dormir a las 17".

Así que cuando se viaja al este, la prioridad debe ser despertarse en un tiempo razonable.

Kat recomendó dormir con las cortinas abierta para dejar entrar la luz y ocultar el teléfono en algún lugar de la habitación u hotel, para que cuando se active la alarma, la persona tenga que levantarse para encontrarlo.

En el caso del oeste, los viajeros deben guardar la mejor parte de su día para cuando se sientan peor -alrededor de las 4 o 5 de la tarde-. En lugar de ceder a buena siesta, caminar por la ciudad hasta que sea hora de dormir.

Invertir en una máscara para los ojos

Un buen antifaz debe ser un aliado para inducir al cuerpo a descansar Shutterstock 162
Un buen antifaz debe ser un aliado para inducir al cuerpo a descansar Shutterstock 162

El asistente de vuelo Britney Wilson consideró esencial el uso de máscaras de ojos. Se deberán llevar a bordo para vuelos de largo recorrido y su objetivo será decirle al cuerpo que es momento de desconectar y relajar.

"Si se está muy cansado, es mejor establecer una alarma para una siesta de 40 minutos. Esto es suficiente para evitar pasarme de tiempo y luego descansar por la noche".

Comer en los horarios de comida habituales

Sólo se recomienda para los viajes cortos. Una manera de prevenir el desfase horario es mantener las rutinas alimentarias, según dijo la piloto Chloe Harrison, incluso si eso significa despertarse a las 3 de la mañana para el desayuno.

De esta manera, el cuerpo no tendrá que ajustarse de nuevo al regreso. Para viajes más largos, lo mejor es adaptarse a los tiempos locales.

Después de un vuelo nocturno, dormir sólo tres horas

Olivia Humphrey, miembro de la tripulación de cabina de Virgin Atlantic, se ocupa de los vuelos nocturnos y sobre todo, de resistir las ganas de dormir todo el día.

En cambio, duerme sólo tres horas. "Me han dicho que un ciclo de sueño es de una hora y media, así que trato de evitar despertar en medio de los ciclos. Siempre me ponía mi despertador para dormir tres horas y asegurarme de no pasar más tiempo".

Saltear la cafeína

Shutterstock
Shutterstock

Por muy tentador que parece tomar un café cuando uno se siente totalmente deteriorado, los pilotos y la tripulación de cabina coinciden en que la cafeína no es una buena idea.

Camille Juan, miembro de la tripulación de cabina durante cinco años, dijo: "Trato de minimizar mi consumo de cafeína porque mientras que una taza de café puede darme una corta ráfaga de energía, en el largo plazo me mantiene despierto cuando trato de descansar".

En su lugar, tratar de beber mucha agua y tomar una taza de té de manzanilla en la noche para ayudar a conciliar el sueño.

Por último, sin pánico

Es fácil dejar que se avecine el desfase horario. Es por eso que la asistente de vuelo Rebecca Wadsworth dijo que la ansiedad es el peor enemigo. Lo mejor para ella fue dejar de preocuparse acerca de cuándo se debe ir a dormir y en su lugar, centrarse en conseguir ocho horas de sueño en cualquier período del día, no importa la hora que sea.

Además de seguir cualquiera de estos consejos sobre el ejercicio, la dieta y el sueño, es importante concentrarse en permanecer relajado y hacer que el día sea lo más normal posible.