Holdouts: hubo dictamen en el Senado y se debatirá la próxima semana

 NA 162
NA 162

El Congreso está cada vez más cerca de aprobar el proyecto del Gobierno para efectuar el pago a los holdouts. Luego de que consiguiera media sanción en la Cámara de Diputados, ahora obtuvo dictamen de mayoría en el Senado y se debatirá el 30 de marzo en el recinto.

"De aprobarse el próximo miércoles 30 de marzo, ya estarían en condiciones las autoridades de hacienda de iniciar el desenlace definitivo de la salida del default", anunció el senador Julio Cobos, quien contó que la medida tuvo apoyo del bloque de Cambiemos, del salteño Juan Carlos Romero, de algunos del Frente para la Victoria como Rodolfo Urubey y los misioneros Sandra Giménez y Juan Irrazábal.

Otros integrantes de mayoritario bloque de oposición que acompañan la propuesta del gobierno, que deroga la llamada ley cerrojo y la ley de pago soberano, son el correntino Carlos Espínola, la tucumana Beatriz Mirkin, el jujeño Walter Barrionuevo, el santiagueño Gerardo Zamora y los aliados del PJ pampeano Daniel Lovera y Norma Durango.

Sin embargo, el bloque del FpV había mostrado sus diferencias durante el debate en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía. Juan Abal Medina, Graciela de la Rosa, María Esther Labado y Eduardo Aguilar manifestaron que votarán en contra del proyecto, mientras que Rodolfo Urtubey y Omar Perotti también expresaron la "decisión política" de la mayoría del bloque de acompañar la iniciativa para sacar al país del default.

Estos últimos indicaron la necesidad de que sea acompañado por una ley para que el Congreso reasuma la facultad de intervenir en el endeudamiento futuro del país.

Durante la mañana de este martes expusieron varios economistas que, con opiniones muy diversas, se refirieron a la necesidad de acordar con los holdouts pero cuestionaron algunos de los términos del acuerdo y la falta de información sobre el destino del nuevo endeudamiento.

El primer expositor fue el economista Juan José Cruces, quien sostuvo que el Gobierno "ha conseguido una quita de entre 22% y 30%", lo que calificó como "números razonables".

Por su parte, el abogado especialista en derecho financiero Sebastián Soler se refirió a los riesgos jurídicos del acuerdo y pidió "postergar cualquier tratamiento" de este proyecto "hasta tanto la Cámara de Apelaciones (de nueva York) dé claridad" sobre las cautelares que impiden pagar a los bonistas reestructurados.

En este sentido, Soler explicó que la orden del juez Thomas Griesa de levantar las cautelares "es buena" pero "no era esperable que la apelara Paul Singer, que aceptó el acuerdo" y advirtió: "Hay una discrepancia y no es menor".

A su turno, el economista Mario Rapoport cuestionó la intención de volver a tomar deuda en caso de que el Congreso apruebe el acuerdo con los holdouts porque "la historia demuestra que endeudarse no contribuye al desarrollo productivo de los países deudores" y sostuvo además que "nadie garantiza que vendrán nuevas inversiones".

En la misma línea, el académico Andrés Asiain evaluó que "lo que hay que discutir es si conviene o no pagar a los fondos buitre para emitir deuda", y en este sentido indicó que lo ideal sería que "la nueva emisión de deuda sea orientada a ampliar las exportaciones o sustituir importaciones, para aumentar la capacidad de repago".

El economista Daniel Artana afirmó que "el mal menor es tratar de aprobar la propuesta" del Gobierno, mientras que su par Juan Carlos Leyba tuvo otro enfoque al señalar que "la Argentina no necesita inversiones externas, lo que necesita es parar la fuga" de divisas.

Por último, el economista Martín Guzmán se refirió puntualmente al riesgo de volver a emitir bonos sujetos a legislación de Nueva York, dado que "la Justicia estadounidense ha mostrado un nivel muy grande de discrecionalidad" en este caso.