La dupla Adrián Suar y Valeria Bertucelli volvió a compartir cartel en una película, después de la experiencia Un Novio para mi Mujer, y todo indica que será un éxito: en los primeros días en cartelera tras el estreno del 17 de marzo, Me casé con un boludo fue vista por 419490 personas.


El fenómeno de este combo de protagonistas cautivó al público local: en cuatro días, llevó más de 100 mil personas por jornada y apunta al medio millón de espectadores.


La historia tiene a Fabián Brando y Florencia Córmik (Suar y Bertucelli, respectivamente) como personajes centrales, dos actores. Él es una figura en el país y ella es una desconocida que se cruzan en un proyecto cinematográfico. No tardaron mucho en enamorarse, que la relación termine en un casamiento y que Córmik se dé cuenta que su marido no es quién pensaba que era.


La Avant Premiere, anunciada con bombos y platillos, fue un gran evento que tuvo como invitado de lujo al presidente Mauricio Macri y la primera dama Juliana Awada. Otra pareja que se robó todas las miradas en ese estreno fue la de Vicky Xipolitakis y el diputado provincial José Ottavis.


Además, estuvieron la mujer de Suar, Griselda Siciliani, su hijo Toto, Mariana Fabbiani y su Mariano Chiade, Guillermo Francella con su familia, Andrea Pietra con Daniel Grinbank


Antes del estreno, el protagonista y director de programación de El Trece habló con Infobae sobre su trabajo, su vida en familia y de la relación de la política con la televisión: "Siempre que cambian los gobiernos, cambia la tele".