162
162

La presunta conspiración para matar a un diputado causó conmoción en las últimas horas a la provincia de Entre Ríos. La víctima iba a ser Alejandro Bahler, legislador provincial del Frente Renovador, quien denunció el plan criminal y presentó un video a la Justicia como material probatorio del complot.

Ayer, se conocieron las imágenes de la confabulación. Allí se puede observar a dos personas conversando en un auto. Según puede desprender de esa charla, el conductor estaba contratando por 100.000 pesos a unos sicarios que se encargarían de cometer el asesinato.

Tras la denuncia, la Justicia detuvo Iván Amaro, secretario general de la Asociación Bancaria de Concordia y quien era funcionario provincial en el área de Turismo que conduce el ex massista Adrián Fuertes. Amaro sería la persona quien aparece en el video. El otro sospechoso que fue detenido y luego liberado es Juan Lastiri, un ordenanza de hospital que fue apuntado como el presunto sicario en el video.

En el diálogo con los presuntos sicarios, Amaro da detalles de la modalidad, los objetivos y los eventuales "beneficios" del homicidio. "Esto no se puede hablar por teléfono ni a garrotazos", advertía el gremialista, sin darse cuenta de que lo filmaban. Además, allí reconocía que la tarea "no es fácil", pero defendía las consecuencias del plan: "Asume otro diputado en lugar de él y podemos cobrar unos pesitos más mensualmente de la Cámara (de Diputados)". Dicho legislador hubiera sido Mariano Navarro, quinto en la lista de UNA-Frente Renovador para las elecciones de 2015.

Según la denuncia que presentó Bahler el jueves pasado en la Justicia, el objetivo detrás del plan era asesinarlo y "tirarle el muerto" a Luis Mazurier, ex titular de la Codesal (Corporación para el Desarrollo de Salto Grande) y dueño del diario El Sol, a quien criticó duramente en las últimas semanas. Sin embargo, desvinculó al empresario del plan criminal.

La causa está siendo investigada por los fiscales Anibal Lafourcade, Mario Guerrero y José Costa. Lafourcade fue quien informó de lo ocurrido en aquellas horas fatídicas del jueves al juez Darío Perroud, el que ordenó las detenciones. El fiscal de la causa entiende que la intención de asesinar a Bahler tiene relación directa con su condición de diputado.

El video, que le llegó de manera anómina a Bahler a su domicilio, habría sido aportado por uno de los potenciales asesinos. En total, dura seis minutos y 55 segundos. En la grabación se escucha también que uno de los que iban a cometer el asesinato le pide a Amaro 3.000 pesos más para él y otros 3.000 para la otra persona para los gastos que demande acercarse al diputado y "estudiarlo" para determinar, por ejemplo, si contaba con custodia. "Además tenemos que dejar algo en la casa. Yo estoy seco y este también anda para el culo", dijo el delincuente.

Bahler agradeció la solidaridad que recibió de todo el arco político provincial, aunque no le atendió el llamado del ministro de Turismo, Adrián Fuertes, quien el jefe directo de Amaro.

Las diferencias políticas entre Bahler y Fuertes eran conocidas hace tiempo. Este funcionario emitió horas después un comunicado solidarizándose con el diputado y echó al gremialista del cargo que desempeñaba en Turismo.