163
163

Al contrario de lo que algunos podrían suponer por la grave crisis que atraviesa el país, el índice de cotizaciones de la Bolsa de Valores de San Pablo (Bovespa) abrió su sesión de este jueves en un clima de euforia bursátil y ya cerca del cierre las acciones suben 7 por ciento.

A las 19:50 horario GMT el índice Bovespa subía el 6,96%, hasta ubicarse en los 51.087,04 puntos.

Las acciones de las empresas estatales se disparan por la percepción del mercado de que la divulgación de las escuchas entre la presidenta Dilma Rousseff y el flamante jefe de Gabinete Luiz Inácio Lula da Silva puede favorecer el proceso de impeachment contra la mandataria en el Congreso brasileño.

En esa llamada pinchada, difundida por el juez Sergio Moro, que lleva el escándalo Petrobras, Rousseff le indica a Lula que le enviaría el decreto de su nombramiento para "usarlo en caso de necesidad".

"El mercado está celebrando el fin de este gobierno", sacudido por la difusión de la comprometedora llamada entre Rousseff y Lula, afirmó André Leite, de TAG Investimentos.

"Esta grabación pone más presión sobre el Gobierno. Hay una apuesta muy fuerte del mercado, que tiene una posición clara, por el fracaso del Gobierno", explicó por su parte Felipe Queiroz, economista y analista independiente.

La Bolsa de San Pablo cayó 13% durante 2015%, afectada por la recesión económica y la crisis que tiene a Rousseff ante la posibilidad de un juicio político.

El Producto Interior Bruto (PIB) brasileño se contrajo 3,8% en 2015, y las previsiones del mercado son de una caída de 3,5% en 2016. Mientras que la inflación ya supera los dos dígitos.

Protestas en Brasil

Baja el dólar

Otra de las reacciones favorables del mercado es la caída del 2,3% en el precio del dólar, que cotiza a 3,65 reales para la venta luego de haber llegado a 3,82 durante el miércoles.

Este acto reflejo de los mercados se producía mientras un segundo día de protestas masivas que piden la destitución de Rousseff avivaba las expectativas de su salida del cargo.

Durante los últimos días, los mercados habían operado a la baja por las especulaciones de que la designación de Lula ayudaría a su sucesora Rousseff a sobrevivir a un juicio político y marcaría el final de la austeridad económica.

Protestas en Brasil

Con su nombramiento, Lula gana fueros privilegiados y de ahora en adelante la investigación en su contra por las denuncias de enriquecimiento ilícito y ocultamiento de patrimonio vinculadas al caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras sólo podrá ser conducida por la Corte Suprema.

El mercado también está a la expectativa de la instalación este jueves en la Cámara de Diputados de la Comisión Especial de Parlamentarios, que decidirá si existe mérito jurídico para un posible juicio con fines de destitución de Rousseff.

LEA MÁS: