En Me casé con un boludo, Valeria Bertuccelli es una actriz debutante que se enamora de su compañero de reparto, un actor "muy creído" encarnado por Adrián Suar. Tras un romance fugaz y una boda vertiginosa, la flamante esposa se da cuenta que se ha enamorado del personaje y no la persona, y que su concubino es un verdadero "boludo"


Apelando a la comedia de fórmula, Juan Taratuto, enmarca esta historia romántica plagada de gags en el universo del cine dentro del cine, permitiendo esto un sin número de guiños, cameos y situaciones auto-paródicas.


Está claro que la pareja protagonista tiene una química increíble. Sus diálogos y escenas en conjunto funcionan por más ridículas e irrisorias que parezcan. Juntos Vertuccelli y Suar son el Yin y el Yang del género vernáculo, y esto es aprovechado al máximo en una cinta 100% entretenida y popular.


Estrenos Alexis Puig 16 03 2016

La historia sencilla funciona y Suar se luce como un gran comediante, un personaje que a pesar de sus mañas y egocentrismo, logra ser empático. No busquen los planos elaborados, ni los mensajes subliminales, ni la moraleja, ni la crítica social, el filme es un producto de entretenimiento que va directo al grano. Sin sutilezas pero con enorme respeto por el espectador. No es poca cosa.


También llega este jueves la tercera parte de Kung Fu Panda. En ella continuamos acompañando al simpático y algo ingenuo Po, un oso experto en artes marciales quien tras encontrarse con su verdadero padre viaja hasta un santuario secreto de Pandas en donde se convertirá en instructor e ídolo de los de su especie. Este nuevo capítulo mantiene la estética colorida y una dirección de arte prodigiosa. La historia se desenvuelve entre la comedia tradicional y los momentos de acción, bien graficados por los animadores. Pantallas divididas, buen manejo del 3D y cierta atmósfera entre onírica y psicodélica hacen de esta cinta animada un verdadero deleite para los sentidos. El expresivo Po sigue siendo el alma de la película, su carisma traspasa la pantalla y logra cautivar a grandes y chicos. En términos de guión quizás esta tercera entrega sea la menos elaborada, pero en materia de realización Kung Fu Panda 3 deja muy bien parado al género de animación moderno.