Rogelio Frigerio en un pasillo del Congreso Nacional, el martes por la tarde @alan_ferraro 162
Rogelio Frigerio en un pasillo del Congreso Nacional, el martes por la tarde @alan_ferraro 162

"Preparate porque hoy va a pasar de todo", avisó un legislador del Frente Para la Victoria cuando todavía faltaba una hora para que comenzara el debate sobre los holdouts. Y no exageraba ni un poco: en la Cámara de Diputados pasó de todo; entre los datos destacados estuvo la inesperada llegada de un ministro macrista de peso, que se movió para consensuar cambios con la oposición y lograr una votación favorable.

La posibilidad de que no hubiera quórum inquietó al oficialismo hasta el lunes al mediodía, cuando sus referentes parlamentarios se aseguraron que ya tenían el número necesario para que la sesión no se fuera a pique. Y el dato saliente era que lo habían logrado sin tener que pedirle ayuda a Sergio Massa.

Lo que el macrismo no sabía era que el líder del Frente Renovador le iba a jugar una pulseada silenciosa hasta el último instante... Los 37 legisladores de UNA demoraron adrede (casi 40 minutos) su ingreso al recinto y pusieron a prueba los nervios de Cambiemos, que recién tuvo quórum (129 diputados) cuando ellos se sentaron y el tablero marcó que había 147 bancas ocupadas. "¿Sin nosotros no llegaban?", ironizó un massista.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
El massismo le jugó una pulseada al macrismo y demoró el ingreso de sus diputados para dar quórum

Ese fue apenas el comienzo de un debate maratónico en el que los diputados del Frente Para la Victoria recién entraron en escena cuando vieron que el oficialismo ya tenía quórum: la mayoría ingresó con banderas argentinas para reafirmar su consigna de "Patria sí, colonia no"; el último en aparecer fue Máximo Kirchner, que habló cerca de las 7 de la mañana.

La opción de esperar de pie –al costado de las bancas– hasta que el debate comenzara fue desechada en la previa: según supo Infobae, la tropa kirchnerista prefirió evitar esa foto para no quedar retratada como si hubiera dado aval a la sesión. La que tuvo que esperar para encontrar un asiento fue Teresa García: la histórica dirigente del FpV no tenía banca y hubo que revisar el organigrama para hacerle un lugar...

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Ya en debate, el encargado de expresar el rechazo opositor fue Axel Kicillof, quien habló durante 24 minutos y denunció que este acuerdo con los fondos buitres en realidad es un retorno al pasado de la Argentina: "Es la vuelta encubierta al Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Bossio se irritó con un legislador del FpV que lo hostigó mientras hablaba

El ex ministro de Economía fue aplaudido con ganas por el grueso de su bloque, que un rato después decidió retirarse del recinto; a excepción del propio Kicillof, que siguió en su banca y escuchó entero el discurso de Diego Bossio, el hombre que iba a ser compañero de bancada y pasó a ser considerado un enemigo político.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El ex titular de la ANSeS pronunció un duro mensaje contra los fondos buitres: "Son la peor lacra del sistema financiero". Y sorprendió al marcar significativos reparos con el proyecto que promueve el macrismo, aunque resaltó la necesidad de terminar con este litigio para "empezar a resolver los problemas de la Argentina, que tienen que ver con la inclusión".

A pocos metros y mirándolo fijamente escuchaba el diputado Marcos Cleri (FpV), que comenzó a incomodar a Bossio con comentarios y gestos que terminaron por irritar al referente del Bloque Justicialista: "Pido respeto, yo escuchó a todos respetuosamente", sorprendió ante el desconcierto de los asistentes que no llegaron a captar qué había pasado. Ambos estuvieron al borde del escándalo en el último Congreso del PJ por un hecho similar.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Más claro fue el cruce de Victoria Donda a Kicillof: "Ponete las plumas, Axel, para hablar", disparó la referente de Libres del Sur cuando el ex ministro de Economía quiso interrumpir la alocución de la socialista Alicia Ciciliani. La frase fue un pase de facturas por una vieja expresión machista del ex funcionario kirchnerista.

Frigerio sorprendió al llegar al Congreso: debatió con la oposición algunos cambios en el proyecto para asegurar apoyo en la votación

A esa altura todos se preguntaban hasta qué hora duraría la sesión. "Si no se baja nadie, hay oradores anotados para seguir hasta las 9 de la mañana del miércoles", reveló un legislador peronista. "Esperamos que varios se bajen", pidió antes de saber que uno de los inscriptos para hablar era Máximo Kirchner.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Las fisuras en la relación con el massismo y los cambios que pidió el Bloque Justicialista activaron al macrismo, que reaccionó y –para asegurarse una votación favorable– reforzó su presencia en el Congreso con Rogelio Frigerio, que llegó en silencio para discutir el proyecto con los referentes de ambos espacios opositores, mientras el debate todavía seguía su curso.

Según supo Infobae, el ministro del Interior se juntó con con Marco Lavagna y con Bossio para consensuar algunas modificaciones sustanciales al proyecto oficialista; entre ellas, topes de endeudamiento y de emisión, incorporar en el articulado la renuncia explícita de todos los litigantes a volver a demandar al pais, y refuerzos de los controles sobre el destino que recibirán los fondos que el Gobierno consiga.

De eso –entre otros puntos– dependía que se avanzara en la derogación de la Ley de Cerrojo y la de Pago Soberano. "Va a haber muchos cambios, pero sale", le aseguró a este medio un opositor de peso que conoce la letra chica de la negociación. En la Cámara baja todavía sigue el debate.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162