162
162

Sigue la polémica por el episodio del cruce de mensajes entre el jefe de la bancada PRO en Diputados, Nicolás Massot, y Diego Bossio (Bloque Justicialista). Al cabo de numerosas críticas y elucubraciones, el hecho fue denunciado en la Justicia por legisladores del bloque FpV-PJ.

Carlos Kunkel, Rodolfo Tailhade y Juan Manuel Pedrini hicieron una presentación en el juzgado federal N°5, a cargo de Norberto Oyarbide, para que se investigue si incurrieron en los delitos de "cohecho pasivo" y "cohecho activo", que contempla penas de hasta 6 años de prisión efectiva.

"Además de poder llegar a constituir delitos de acción pública configuran un escenario de gravedad institucional extrema" y podrían convertir en "fraudulento" el procedimiento que se encuentra actualmente en curso en la Cámara de Diputados, sostuvieron los denunciantes. Y agregaron: "El detalle de la comunicación entre ambos diputados nacionales parece reflejar la existencia de un acuerdo económico antes que político, relacionado con el proyecto de ley en estudio".

La fotografía sobre la pantalla del celular de Bossio reveló un diálogo entre ambos referida a la posición que adoptarán bloques no macristas sobre la derogación de la Ley Cerrojo y la de Pago Soberano, que impulsa el Ejecutivo para cerrar el acuerdo con los holdouts por la deuda.

Luego de que los mensajes -que evidencias conversaciones previas al respecto- salgan a la luz, tanto Bossio como Massot buscaron quitarle envergadura. "Es un tema menor", se excusó el primero; "fue una conversación informal que, puesta en contexto, es normal", respondió el segundo.

Oyarbide dará vista ahora a la fiscalía para que determine si corresponde o no impulsar la investigación e imputar a los denunciados.