Seguramente el balance del punto no será negativo para River, a pesar de que los tres puntos se escaparon pura y exclusivamente por la responsabilidad del equipo argentino. En el Monumental, el empate 1-1 con el San Pablo terminó calzando a la perfección para un trámite aburrido.

El Millonario tuvo 10 minutos furiosos: Alario y Mora tuvieron en tres ocasiones distintas la chance clara de abrir el marcador. Lo del uruguayo fue lo más destacado, porque metió un cabezazo abajo del arco que rompió el travesaño del elenco paulista.

La tormenta se disipó, justo cuando un despeje cortó encontró una volea de Ganso que venció la humanidad del elogiado Barovero. Mientras River daba muestras de haber sentido el golpe, Calleri falló una ocasión para nada despreciable y la respuesta fue una increíble ocasión para nivelar: el arquero Denis despejó con los puños un centro que era para capturar y le impactó en el taco de su compañero Thiago Mendes, generando que el balón se meta en su propia valla con un sombrero.

Calleri, con la herencia xeneize sobre sus espaldas, intentó aguar la fiesta de River, pero erró una clarísima. También dejó pasar su chance Thiago Mendes, que cuando se iba solo al gol decidió apostar a un inventado penal. Rifó un tanto Vega, con un despeje defectuoso adentro del área chica que no fue usufructuado porque los dos rivales que estaban en sus narices jamás esperaron tal error.

Bajo ese parámetro, los últimos 45 minutos se diluyeron dándole paso a un trámite aburrido, sin emociones. El Millonario alcanzó la línea de los 4 puntos y el próximo miércoles viajará hasta Bolivia para chocar con el líder del Grupo 2, The Strongest. El San Pablo de Bauza jugará su suerte en Venezuela.

-Árbitro: Julio Bascuñán (Chile)

-Estadio: Antonio Vespucio Liberti (Buenos Aires, Argentina)