AP 163
AP 163

Tras su llegada a Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes, Biden visitó este lunes por la mañana la gran mezquita del Jeque Zayed, deteniéndose en el exterior para quitarse los zapatos negros de vestir como indica la costumbre islámica.

El vicepresidente estadounidense examinó una pared dentro de la ornamentada mezquita que muestra los 99 nombres de Dios en árabe, antes de salir al exterior y saludar a los turistas, ligeramente separados por un perímetro.

Biden acudió a la mezquita acompañado de su director general, Yousif Abdallah Alobaidli, y el ministro de Estado Reem al-Hashimi.

Durante su estadía en el país del Golfo Pérsico Biden también se reunirá en Dubai con el vicepresidente emiratí, Mohammed bin Rashid al Maktoum.

 AP 163
AP 163

La gira comenzó sin una nueva propuesta para poner fin al conflicto palestino-israelí, pero en busca de nuevos avances entre Israel y los EEUU en materia de seguridad y defensa, según revelaron altos funcionarios del gobierno norteamericano.

El viaje de cinco días de Biden, que además de Emiratos Árabes incluirá Palestina e Israel (a partir del martes 8) y Jordania (jueves 10), pretende abordar las preocupaciones en materia de seguridad en la región respecto de la guerra civil en Siria y el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), pero no supondrá un antes y un después en lo relativo al conflicto palestino-israelí.

Los funcionarios de la Casa Blanca aseguraron que hoy por hoy "no existe la voluntad política de reactivar el proceso de paz", aunque los Estados Unidos siguen creyendo en una solución de dos Estados, el israelí y el palestino.

 AFP 163
AFP 163

Biden se reunirá en Ramala con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas. Mientras que en Jerusalén se reunirá con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; el presidente, Reuvén Rivlin; y el ex presidente Shimon Peres, con quien, según apuntaron las mismas fuentes, "mantiene estrechos lazos personales".

Israel y los EEUU negocian desde hace meses la renovación de un acuerdo de cooperación y asistencia militar, ante el vencimiento del último alcanzado en 2007 por un período de diez años, que establecía unos parámetros de 30.000 millones de dólares en su conjunto.

El Ejecutivo de Netanyahu aspira ahora a que Washington incremente su apoyo militar como "compensación" al acuerdo que la comunidad internacional alcanzó con Irán en materia nuclear el verano pasado, aunque las partes discrepan sobre el monto y el tipo de armas a las que el ejército israelí podría tener acceso.

LEA MÁS:

Los altos funcionarios de la Casa Blanca indicaron que Biden y Netanyahu abordarán este asunto además de las nuevas oportunidades "económicas y geoestratégicas" para la región por el incremento de las recursos gasíferos, así como la implementación del acuerdo nuclear con Irán.

"Existen diferencias políticas sobre Irán, pero también compartimos visiones en otros aspectos tales como la manera de enfrentar las provocaciones" de Teherán o la amenaza de Hezbollah.

El tour de Biden concluirá el jueves 10 de marzo con su visita a Jordania, donde se reunirá con el rey Abdalá II, para abordar la crisis de refugiados sirios y la amenaza del ISIS para la región.