Bernarda, la hermana de \El Chapo\
Bernarda, la hermana de \El Chapo\" Guzmán" Reuters 163

Luego de conocerse el pedido del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, de ser extraditado lo antes posible a Estados Unidos por las condiciones de su reclusión en la penitenciaría de máxima seguridad del Altiplano, un pequeño grupo de familiares, junto con los abogados del capo narco, se movilizaron hasta la cárcel para pedir por él.

"Están enojados porque salió, pero yo creo que cualquiera, hasta un animal irracional, busca su libertad. Él no dañó a nadie", le dijo la hermana del narcotraficante a los periodistas que se hicieron presentes en el lugar.

Justamente, Bernarda, quien rara vez ha sido vista en público, reclamó los supuestos castigos denunciados por los abogados de "El Chapo", luego que el mismo reingresara al penal al ser detenido en Los Mochis, Sinaloa, tras haberse fugado en julio de 2014 por un túnel.

 163
163

El grupo de familiares indicó que las autoridades lo están privando del sueño como una forma de tortura, y que estaba siendo castigado por haberse escapado anteriormente.

Sin embargo, los referentes penitenciarios negaron cualquier trato inhumano hacia Guzmán y han dicho que se encuentra en buen estado de salud.

Luego de ser reingresado en El Altiplano, la familia de "El Chapo" se ha mostrado en público en reiteradas oportunidades, como por ejemplo Emma Coronel, su esposa, quien ha dado varias entrevistas con los medios, y su hija mayor que le dijo al periódico birtánico The Guardian que la visitó en Estados Unidos mientras estaba prófugo.

El grupo de familiares y abogados de \El Chapo\
El grupo de familiares y abogados de \El Chapo\" montó una carpa frente a la cárcel del Altiplano" Reuters 163

Juan Pablo Badillo, uno de los abogados de Guzmán, aseguró que tras su encuentro con el capo narco el pasado 15 de febrero dentro de la penitenciaría, éste le dijo: "Me están convirtiendo en un zombi, dice, porque no me dejan dormir".

Además, otro de sus representantes legales dijo que estaba dispuesto a negociar con el Gobierno de Estados Unidos para acelerar su proceso de extradición; mientras que un tercer letrado, Juan Luis González Meza, instaló un campamento fuera de la prisión el viernes y anunció una "huelga de hambre" para exigir que su cliente reciba mejores tratos, aunque admitió que iba a beber jugo y comer un plato de cereal y miel cada día.