DyN 162
DyN 162

La Universidad Católica Argentina (UCA) aseguró hoy que la Argentina es un país de "consumo, fabricación y tránsito" y advirtió que las adicciones y el narcotráfico llegan al grado de "pandemia" en los barrios más vulnerables del conurbano bonaerense.

"Con 10 millones de habitantes, las adicciones y el narcotráfico en el conurbano bonaerense son un flagelo, una pandemia, y por su poder de penetración en los hogares se ha convertido en un problema social muy importante", sostuvo el investigador jefe de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia. "La Argentina es un país de consumo, fabricación y tránsito", aseveró al presentar un nuevo informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones.

barometro uca

La presentación escrita del informe destaca que desde tanto en el ámbito académico, como entre las ONG y la propia Iglesia Católica han hechos esfuerzos para visibilizar el problema. También destaca el rol de la Justicia. Sin embargo, consideró que "desde el campo político -tanto desde el poder ejecutivo como legislativo- las respuestas no fueron nunca claras ni firmes". Opinó al respecto: "Ha faltado determinación, continuidad y coordinación en las políticas. El Estado se ha mostrado inoperante para enfrentar de manera efectiva el aumento de la narco-criminalidad y de las adicciones sobre nuestra sociedad"

Salvia precisó que la percepción de los hogares sobre la venta de drogas trepó del 30% en 2010 al 45% en 2014.

"El mayor crecimiento ha sido en el conurbano bonaerense tanto en magnitud como en proporción ", explicó Salvia. Dijo que la situación más delicada se da entre "los jóvenes adolescentes de espacios pobres".

El trabajo reconoce, además, que aumentó la presencia de fuerzas de seguridad en los barrio marginales y aunque considera con sirve, al parecer no ha arrojado resultados positivos.

"Entre los bienios analizados tuvo lugar un incremento en la presencia policial en los distintos barrios, sin embargo, si bien el registro de venta de drogas tiende a ser más alto en los espacios con baja presencia policial, el incremento general en la percepción de venta de drogas en el barrio se incrementó al margen de la mayor presencia policial", advirtió.

También halló que los patrones de consumo son distintos según las zonas del país. "En AMBA hay una mayor problemática asociada a las drogas (especialmente en el Conurbano Bonaerense) en tanto que en NOA y NEA es sobresaliente el alcoholismo", evaluó.