NA 162
NA 162

Luego de que este viernes el juez Claudio Bonadio citara a indagatoria por la venta de dólar futuro a la ex presidente Cristina Kirchner, al ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli y al ex ministro de Economía Axel Kicillof, el actual Diputado aseguró que la causa "no tiene pies ni cabeza".

En una serie de tuits, el ex titular de Hacienda criticó a Bonadio, y aprovechó para cargar contra la administración de Mauricio Macri.

Además, en una entrevista publicada hoy en el diario Página/12, el ex ministro aseguró: "El juez Bonadio es un caso emblemático del partido judicial y es uno de los instrumentos que está utilizando el presidente Mauricio Macri para disciplinar a los políticos".

Para Kicillof, Bonadío no es más que un instrumento utilizado por el macrismo para disciplicar a la opocición. "La causa no tiene pies ni cabeza. Es un tema complejo para la gente el de los futuros, pero siempre se intervino en ese mercado, siempre en el marco de mantener la estabilidad de la política monetaria. En los extremos, es decir, en los valores por fuera de la pauta que establece el Central, siempre cualquier intervención está fuera del mercado. Es parte de la política cambiaria", explicó.

"Al intervenir siempre se genera un precio artificial. Lo hace la Reserva Federal de Estados Unidos cuando pauta una tasa de interés. El precio se fijó según lo que se había dispuesto en la Ley de Presupuesto y en lo que el candidato de nuestro espacio había prometido. Macri también había dicho en el debate que no iba a devaluar, luego lo hace, y nos culpa a nosotros de que vendimos futuros baratos. Además, era técnicamente imposible, y nos hubieran criticado también, si se fijaba un valor más alto para los contratos, porque le hubiésemos marcado la pauta de devaluación al próximo gobierno. Lo que hicimos fue ceñirnos a nuestra política monetaria. Era lo que pensábamos hacer", aseguró.

Kicillof remarcó además que los que fueron a declarar por pedido del juez Bonadío son en su mayoría funcionarios del macrismo, como Alfonso Prat-Gay y Lucas Llach. "Indudablemente desde lo económico si esto fuera ilegal no habría forma de que un gobierno intervenga en un mercado para estabilizar su política monetaria o cambiaria", indicó.

Para el ex funcionario kirchnerista, a través de estas causas judiciales "lo que hace Macri es preparar el terreno para que no haya oposición a volver a endeudar al país en los volúmenes siderales que pretende, que es una cuestión que está ligada a los fondos buitre y tomar unos 20.000 millones de dólares que no irán a la gente".