Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162

El fiscal general Ricardo Sáenz decidió –de acuerdo con la facultad que le da el artículo 453 del Código Procesal Penal- adherir a los recursos de apelación que interpusieron las querellas contra la resolución de la jueza Fabiana Palmaghini, que rechazó los planteos para que la causa pase a la justicia federal.


En este caso no se trata de un dictamen u opinión como los que a diario dictan los representantes del Ministerio Público. Sáenz se metió de lleno en la causa y adhirió a la vía recursiva intentada por los querellantes.


No se puede soslayar la importancia que tiene esta diferencia técnica entre un dictamen del fiscal y acompañar abiertamente la apelación de los acusadores particulares (las hijas y la madre de Nisman).

Para fundar la apelación e insistir en reclamar que la causa sea investigada por el fuero federal, Sáenz –luego de analizar pericias y otras pruebas obrantes en la causa- concluyó que el objeto procesal es la hipótesis de que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado.



En el escrito de adhesión al recurso de apelación, Saénz aseguró: "Al estar ante la sola posibilidad de que Alberto Nisman, el Fiscal que investigaba al atentado a la AMIA, y quien había denunciado a la entonces Presidente de la Nación, su Canciller y otros funcionarios, haya sido asesinado cuatro días después de esa denuncia, la investigación debería ser proseguida por la Justicia Federal".


De no ser así, afirma el fiscal general, se pondría en riesgo la legalidad y se afectaría la garantía del juez natural. Ahora la Sala Sexta de la Cámara del Crimen convocará a una audiencia oral donde las partes que apelaron expondrán los fundamentos del recurso y lo que le piden al tribunal. También podrán ampliar o desistir de algunos motivos pero no podrán introducir otros nuevos ni realizar peticiones distintas a las formuladas al momento de interponer el recurso.


Los jueces pueden interrogar a quienes presentaron el recurso y resolver en la misma audiencia, o en los casos complejos pueden dictar su fallo dentro de los cinco días de celebrada la audiencia.


Sáenz dictaminó que Nisman fue asesinado