AP 163
AP 163

Paraguay celebró el miércoles el Día de la Mujer Paraguaya en reconocimiento de su papel en la sociedad, aunque la realidad es que las mujeres del país sufren "múltiples violencias" debido a "una cultura machista, patriarcal y discriminatoria", dijo a EFE Myrian González, del Centro de Documentación y Estudios (CDE).

La investigadora, que colabora en el informe anual sobre la violencia de género de la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy), dijo que según ese estudio, entre enero y octubre de 2015 se contabilizaron 5.164 casos de denuncias por algún tipo de violencia, de los que el 86% de las víctimas fueron mujeres y niñas.

González afirmó que esto muestra la existencia de una "epidemia de violencia machista" fundamentada en que se "excluye a las mujeres de las relaciones de poder" y en que la sociedad aún considera a los hombres "dueños de los cuerpos y las vidas" femeninas.

Este sentido de posesión conduce, en muchos casos, a los abusos sexuales contra mujeres, niñas y adolescentes, que desembocan en ocasiones en embarazos forzados, añadió.

"Hacen falta políticas públicas de educación sexual", dijo Myrian González

González recordó que un 20% de los embarazos totales en Paraguay corresponde a niñas entre los 9 y los 14 años, considerados fruto de abusos sexuales.

Agregó que incluso en el caso de las adolescentes por encima de los 14 años, y aun cuando existe consentimiento sexual, también se pueden considerar estos embarazos como "forzosos", debido a que se producen por la "falta de educación sexual" de las menores de edad.

"Hacen falta políticas públicas de educación sexual, que no buscan promover la promiscuidad, sino educar a niños, niñas y adolescentes para que conozcan sus cuerpos y puedan identificar y prevenir el abuso sexual, así como los embarazos no deseados", afirmó González.

Un 20% de los embarazos en Paraguay corresponde a niñas de entre 9 y 14 años

Además de la violencia sexual, las mujeres paraguayas son víctimas de otro tipo de agresiones, como el acoso callejero o la violencia psicológica y física, que en los casos más extremos desemboca en asesinatos.

Según los datos recopilados por el CDE con base en las publicaciones en medios de comunicación, en lo que va de 2016 se registraron cinco casos de asesinatos a mujeres y 16 de otros tipos de violencia contra ellas, incluyendo violencia física, obstétrica, abuso sexual infantil o uso de lenguaje vejatorio a través de medios de comunicación.

LEA MÁS:

La representante del CDE lamentó que Paraguay no disponga de un registro único de los casos de violencia por odio basado en género, debido a que en muchas agresiones no se tiene en cuenta la relación entre víctima y victimario.

Además, el país tampoco dispone de la figura penal del feminicidio para catalogar los asesinatos machistas, que a menudo quedan impunes.

Por su parte, la sección paraguaya de la organización Amnistía Internacional (AI) aseguró, en la presentación de su informe anual sobre derechos humanos, que la tradición machista y patriarcal de Paraguay genera un "constante y sistemático avance contra los derechos de las mujeres".

AI agregó que los derechos sexuales y reproductivos no están garantizados en Paraguay y destacó que la "criminalización del aborto contribuye a los elevados índices de embarazos precoces y abortos inseguros".

La ONU también recriminó a Paraguay por las altas tasas de violencia contra las mujeres y la falta de acceso a la interrupción del embarazo durante la presentación de su Examen Periódico Universal sobre Derechos Humanos el pasado mes de enero.