5 juegos ideales para mejorar el rendimiento escolar

Los chicos cambian su rutina en las vacaciones y cuesta "enchufarlos" para el inicio de clases. Infobae consultó con pedagogos qué actividades son las ideales para volver a las aulas con ganas y mentalmente ágiles

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Regresar al ritmo escolar puede ser un contratiempo que impacta en la organización familiar. Una manera de abordar esta problemática, para evitar posibles conflictos y frustraciones, es comenzar de a poco a reinsertar a los chicos en la rutina escolar, pero mediante juegos que, a su vez, les ayuden a llegar mejor preparados y les sirvan para reflotar los conocimientos ya adquiridos.

María Pujals, licenciada en psicopedagogía, resumió a Infobae: "En el verano, los chicos se acostumbran a no cumplir horarios, sus actividades diarias son diferentes y se desconectan de todas las actividades escolares. Después, es difícil la vuelta al colegio. Por esto es recomendable que los padres comiencen proponiendo juegos o actividades que ayuden a que los chicos ejerciten algunas habilidades cognitivas como la atención, el lenguaje, la memoria y también la lectura y el cálculo mental".

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Retomar la lectura

En la era digital, cada vez resulta más difícil para los padres llevar a los chicos a la lectura y mucho más cuando se está de vacaciones. Según un estudio de TNS Gallup, junto a la Fundación Leer, la mitad de los padres en Argentina reconoció que el hábito de leer junto con los hijos es poco frecuente.

"Cuando se terminan las clases son muchos los padres que entran en modo off con respecto a la lectura u otras actividades mentales de los chicos. Esto no es bueno, ya que el cerebro sólo mejora con la práctica y suele desechar u olvidar aquello que no le es útil, aquello que no utilizamos en nuestra vida diaria, por más que nos hayamos sacado un 10 en un examen hace varios meses", comentó a Infobae el terapeuta infantil Carlos Quiroga.

Y agrega: "La lectura es un tema del que se ha estudiado y escrito mucho, pero se llega siempre a la misma conclusión: Además, investigaciones recientes de la Universidad de Tufts en Boston, Estados Unidos, revelaron que durante el verano tanto los buenos como los malos lectores decaen en su rendimiento por la ausencia del hábito.

Para que un chico lea, deben hacerlo sus padres. Es una cuestión de ejemplo, de constancia, de dedicación", agrega Quiroga.

"Para evitar este deterioro es importante que los chicos mantengan el hábito. Los niños disfrutan de las lecturas compartidas donde los padres leen junto con ellos y hablan acerca de lo leído. También es fundamental generar situaciones donde los niños progresivamente se vayan acostumbrando a permanecer sentados y concentrados por ciertos periodos de tiempo. Los juegos y las actividades de lectura son un buen medio para ayudar en esta transición, porque los chicos se divierten a la vez que agilizan diferentes habilidades", añade Pujals.}

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Los juegos reglados

Durante el proceso de la educación infantil el juego es una herramienta crucial para la futura integración de los menores al mundo de los adultos, ya que sirve para estimular funciones cerebrales esenciales para su desarrollo.

Pujals, quien además es creadora de los juegos didácticos Divermente, sostiene que "es importante que los padres vayan proponiendo actividades más organizadas y que regulen nuevamente los tiempos de los chicos, para que el pasaje de 'la no rutina' a la 'rutina' sea progresivo, y familiarmente se eviten los enojos y discusiones que se dan, cuando de un día para el otro los chicos tienen que 'resignar su libertad', para acomodarse a las exigencias del ámbito escolar".

5 juegos recomendados

Los juegos y actividades dependen siempre de la edad. Pero en general, la mayoría de los juegos de mesa o reglados son buenos para ejercitar varias habilidades a la vez.

Actividad física

En las vacaciones, los chicos suelen dejar de lado los libros y se dedican con mayor facilidad a la actividad física en clubes, colonias o hasta jugando con sus amigos en las plazas.

La revista científica Neurobiology of Aging publicó un estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Uppsala, en Suecia, en el que revelan como "el nivel de actividad física se relacionaba positivamente con un mejor estado cognitivo general y con una mayor fluidez verbal, al mismo tiempo que volvía a los sujetos más activos y más rápidos en la resolución de una tarea de atención alterna y memoria", entre otros beneficios.

El profesor de educación física Pablo Lacoste afirmó a Infobae que este es un punto positivo, pero se debe mantener durante todo el año: "Todos los juegos al aire libre sirven para agilizar la mente, ya que además de los beneficios a la salud ayudan a motivar a los chicos, los libera del stress y el sedentarismo. Lamentablemente, muchos padres todavía consideran que lo físico y lo mental corren por canales diferentes. Yo siempre recomiendo que los chicos realicen algún deporte fuera del ámbito educativo. Eso sí, hay que tener en cuenta el interés del niño, para que lo disfrute".