Gimnasia arribó a Junín para afrontar el partido de la tercera fecha de la zona 1 ante Sarmiento. Tras la victoria conseguida contra Patronato, el Lobo se presentó ante un equipo que llegaba golpeado por la derrota agónica sufrida en el Nuevo Gasómetro.

El conjunto de Pedro Troglio expuso su jerarquía en el minuto adicional de la primera etapa. La sociedad entre Facundo Castillón y Walter Bou dejó sin respuestas a Emanuel Trípodi. El hermano del delantero de Racing capitalizó el centro del ex Banfield y fusiló al arquero. Los platenses sonrieron antes de irse al vestuario.

Ni bien se reanudó el choque el Tripero liquidó la victoria. Una corajeada de Lorenzo Faravelli derivó en el 2 a 0. El volante trabó, ganó, se llevó la pelota y definió con un tiro rasante. Por el ex Newell´s, Gimnasia se adueñó de la noche y completó el pleito con una hegemonía indiscutible.

Sin embargo, el cambio que realizó Sergio Lippi hizo reaccionar al Verde. Carlos Bueno reemplazó a Nicolás Sánchez y el uruguayo descontó en una de sus primeras intervenciones. Con el tanto del charrúa, el destino del cotejo se mantuvo en suspenso.

El telón lo bajó el chico de Concordia. Brian Andrada se vistió de asistidor y Bou concretó el 3 a 1. Su apellido comienza a ser sinónimo de gol. Todo lo que hizo La Pantera en Racing, lo afirmó Walter en el Lobo. En La Plata ya se olvidaron de los sancionados por el escándalo en el clásico del verano y los seis puntos de nueve ilusionan a los triperos.

Por Fernando Taveira – ftaveira@infobae.com