Nació Victorio, el bebé operado del corazón en la panza de su mamá

 Prensa Garrahan 162
Prensa Garrahan 162

"El bebé está muy bien, su cardiopatía era muy compleja y que estaba afectando el pulmón. Ahora tiene sus pulmoncitos muy bien y se espera buscar el momento ideal para la próxima cirugía. Va a volver a su casa con su familia y si la evolución es buena va a hacer una vida parecida a la de un chico normal", sintetizaron los especialistas que dieron el primer parte médico tras el ansiado nacimiento.

Victorio nació con 37 semanas de gestación y luego de que en la semana 30 especialistas del Hospital Garrahan y del Hospital Italiano le realizaran una compleja septostomía auricular –apertura del tabique interauricular– debido a una malformación congénita que ponía en riesgo su vida.

"Quiero felicitar a todo el personal que participó porque realmente es una hazaña y una demostración de amor por la vida. Tienen que estar orgullosos de esto", expresó Graciela Reybaud, presidenta del Consejo de Administración del Hospital Garrahan.

Victorio nació con 37 semanas de gestación y luego de que en la semana 30 se le realizara una inédita cirugía cardíaca en la panza de su mamá

Tras la cesárea programada que se le practicó a la madre en el Centro Quirúrgico del Hospital Garrahan y el bebé nació ayer a las 10.01, con un peso de 2.990 kilos. Está internado, clínicamente estable y recibiendo tratamiento médico por su cardiopatía compleja.

El bebé transita la etapa de adaptación a la vida extrauterina para poder enfrentar las próximas cirugías requeridas de acuerdo con su cuadro cardiológico.

Su cirugía fue la primera de ese tipo que se realizó en el país y, a su vez, la primera intervención cardíaca fetal en un hospital público pediátrico de la Argentina.

La decisión de realizar la operación fue tomada por el equipo médico de ambos hospitales y en consulta con expertos en intervencionismo cardíaco fetal de instituciones como el Boston Children´s Hospital, el Children´s Hospital of Philadelphia y el Hospital de Corocao, de San Pablo.

La mamá está en buen estado de salud y recibe los cuidados de una cesárea típica.

El pequeño pronto podrá volver a su casa, aunque los médicos ya habían adelantado a la familia que para su completa evolución requerirá nuevas intervenciones.


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS