AP 163
AP 163

Las notificaciones de posibles casos de microcefalia en recién nacidos, una malformación asociada al virus del zika, subieron un 14% en una semana en Brasil y llegaron a 4.783, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Salud indicó que ha confirmado 404 casos de microcefalia, 17 con análisis positivo del virus del zika, y ha descartado otros 709, La situación de otros 3.670 pacientes continúa en investigación.

Desde el pasado octubre, las autoridades sanitarias han contabilizado 76 muertes a raíz de la microcefalia y otras alteraciones del sistema nervioso, lo que incluye tanto a recién nacidos como a fetos que sufrieron abortos espontáneos por estas dolencias transmitidas por sus madres.

 AP 163
AP 163

La región noreste de Brasil, la más pobre del país, concentra el 82% de los casos notificados, según el boletín del Ministerio de Salud.

En Río de Janeiro, sede de los Juegos Olímpicos del próximo agosto, hay dos casos de microcefalia confirmados y otros 196 pacientes están en investigación.

El Gobierno brasileño ha impulsado un gran operativo, que incluye la participación de 220.000 militares, para visitar todos los domicilios del país y tratar de eliminar los criaderos del mosquito transmisor, el Aedes aegypti, que también contagia el dengue y el chikungunya.

LEA MÁS:

Crece la lista de países en estado de alerta por el zika

Costa Rica, Nicaragua, Curazao y Samoa Americana son los últimos países que fueron incluidos este martes en la lista de zonas de riesgo de contagio por el virus del zika, enfermedad que ha activado todas las alertas a nivel internacional, sobre todo en América Latina.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidenses recomendaron a las mujeres embarazadas y a aquellas que planeen tener familia tomar precauciones adicionales al visitar los cuatro nuevas naciones y territorios incluidos en la lista.

 163
163

En total, ya son casi 30 países y territorios, en su mayoría en América Latina, los que componen la lista de alerta de viajes.

Los expertos hacen énfasis sobre la prevención como medida esencial, ya que hasta ahora no existe ninguna vacuna para prevenir el contagio, ni medicinas específicas para tratar la enfermedad.

Las autoridades sanitarias enfatizan la importancia de eliminar los criaderos de mosquitos, permanecer en lugares con aire acondicionado, usar ropa de manga larga y un repelente que contenga DEET, picaridín o aceite de eucalipto (OLE) para disminuir el riesgo de contagio.