162
162

El gobierno de Mauricio Macri prepara nuevas medidas destinadas a erradicar la violencia en el fútbol y el accionar de los barrabravas. Junto a la aplicación del derecho de admisión por parte del Estado y la financiación y control de la seguridad en los partidos, la administración del Pro avanzará con otras medidas destinadas a conjurar un flagelo que golpea a la Argentina. También, habrá "un compromiso personal" del propio presidente, tanto desde lo institucional como desde lo político para evitar nuevos incidentes en el fútbol, tanto dentro de la cancha como afuera.


Así se lo hicieron saber la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el titular de la dirección de Seguridad en Espectáculos Deportivos, Guillermo Madero, al presidente de la AFA, Luis Segura, y al titular del Tribunal de Disciplina, Fernando Mitjans, y su secretario Jorge Gallelli, en la reunión que mantuvieron ayer en Gelly y Obes al 2200.


Si bien trascendió en las últimas horas que la reunión había sido convocada por el violento partido del domingo entre Estudiantes y Gimnasia -donde hubo 12 expulsados tras una batalla cama-, fuentes involucradas en la prevención de Espectáculos Deportivos informaron a Infobae que en realidad el tema fue tratado aunque también se abordaron cuestiones generales sobre la violencia en el fútbol.


"En la reunión los funcionarios no vinieron a chapearnos y eso es muy bueno. De hecho se interiorizaron sobre lo que estamos haciendo y están dispuestos a aprender lo que no tuvieran hasta ahora de conocimiento", se escuchó en los corrillos de la AFA sobre el encuentro en Gelly y Obes al 2200.


Uno de los temas que se trataron es la de fortalecer la actuación del Tribunal de Disciplina de la AFA, para evitar la injerencia política y la anulación o morigeración de las sanciones por vía judicial. "El compromiso político personal de Macri es evitar que estas cosas sigan pasando", reconocieron desde el área de la seguridad en espectáculos deportivos.