Pedro Franco, Paulo Díaz, Nicolás Navarro, Fernando Belluschi y Ezequiel Cerutti fueron los primeros refuerzos en llegar a San Lorenzo. Pero los problemas defensivos expuestos en el torneo de verano preocuparon sobremanera a los dirigentes y le dieron el último gusto a Pablo Guede: sumar a Marcos Angeleri.


El polifuncional defensor de 32 años, que vistió las camisetas de Estudiantes y Sunderland, rescindió su contrato con el Málaga de España aunque era muy tenido en cuenta con el entrenador e hizo realidad su deseo de volver a jugar en el país. No será en el Pincha que lo vio nacer, sino en el Ciclón, que se interesó por sus servicios de la mano del técnico y cerró la operación por la rápida acción de sus autoridades.


Mambrú llegó al país en condición de libre y tras someterse a los tradicionales chequeos médicos selló la rúbrica hasta junio del 2018 con el conjunto de Boedo. En el aeropuerto de Ezeiza, expresó su satisfacción por la nueva etapa en su trayectoria. "Estoy entusiasmado y me pongo a disposición del cuerpo técnico que tanto confió en mí", fueron sus primeras reflexiones con Sportia.


"Estoy bien para jugar, pero la posición la decidirá el entrenador. Vengo a sumar, a aportar lo mío y espero hacerlo de la mejor manera", destacó la incorporación del equipo que debutará en el campeonato local el próximo sábado desde las 19, frente a Patronato en Paraná. "Yo extrañaba mucho a Argentina, me costaba estar afuera, pero ahora ya estoy acá y quiero disfrutar", cerró su discurso para la prensa.