Reuters 162
Reuters 162

Los casos de dengue en Misiones treparon a 2.182 casos y las autoridades de esa provincia temen por la salud de sus habitantes ya que se prevé que el brote podría expandirse en Semana Santa. Por tal motivo, el Ministerio de Salud Pública misionero decretó un asueto administrativo para que todos los empleados públicos eliminen de sus casas los reservorios del mosquito Aedes Aegypti que afecta además a 15 provincias.

A la medida se adhirieron empleados del Poder Judicial y el municipio de Oberá. Además, la Municipalidad de Posadas advirtió que multará con hasta 35 mil pesos a los propietarios de baldíos y lugares externos que no cumplan con las tareas de higiene y prevención del contagio. Los mismos –adelantaron las autoridades- tendrán una semana para realizar las tareas de prevención.

El gobernador Hugo Passalacqua recordó que "frente al dengue es necesaria la responsabilidad social". En el decreto que firmó para declarar el asueto provincial, el mandatario también advirtió que "al dengue lo combatimos entre todos". De esa forma, busca que los empleados provinciales además de limpiar sus casas ayuden en sus barrios a concienciar sobre la necesidad de la eliminación de cacharros donde se puede acumular agua y eso da lugar a la cría de mosquitos.

Por su parte, el ministro de Salud Pública de esa provincia, Walter Villalba, dijo que "lo esperable, lo lógico" es que se produzca un rebrote del dengue para Semana Santa. "Todo el año se debe trabajar como si hubiese brote, eso la gente lo tiene que entender", dijo el funcionario. A su vez, aclaró que su idea de decretar asueto administrativo busca "promover la limpieza domiciliaria, atento a que la gente no está todo el día para limpiar y nosotros obviamente reforzaremos esa tarea. Toda movida que sirva a través de redes sociales o por el medio que sea para reforzar la limpieza bienvenida sea", agregó.

El brote de dengue tomó fuerza a mediados de enero y se declaró la emergencia en el país. Hay 15 provincias afectadas, incluyendo Capital Federal, donde según las últimas cifras hay 26 casos confirmados. Jorge Lemus, ministro de Salud de la Nación, dijo la semana pasada que pese a la magnitud del brote, "el zika es más preocupante que el dengue".

Villalba aseguró que la provincia enfrenta uno de los peores brotes de la historia además del temor que existe en Misiones por la circulación viral de otro serogrupo de dengue como el DEN1–. En tanto, en Brasil circulan los cuatro serogrupos de dengue.

Por su parte, el intendente de Posadas, Joaquín Losada, dijo que en el último mes se retiraron de los barrios capitalinos 2.700 camiones con cacharros que podrían servir de criaderos del mosquito. En Posadas hay 11.400 baldíos registrados que serán investigados.

Por último, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, Jorge San Juan, reconoció que casi todas las provincias ya tienen casos de dengue. "A esta altura, ya tenemos que decir que es una epidemia", alertó.