Natalia tiene 32 años. Hace 3 que es mamá de Betzabé, a la que concibió por inseminación artificial. Es madre sola. O soltera con una hija, para los que desconocemos el tema. Ella dice que es madre por decisión propia, cabeza de una familia monoparental que integra con su niña.

"Siempre supe que quería ser mamá joven. No quería esperar a que el reloj biológico me corriera. Por eso, cuando terminé la facultad y tuve un trabajo que me permitiera independencia, recurrí a un banco de donantes. No esperé al príncipe azul", le dijo Natalia a Infobae TV, con quien charló de su historia.

La joven recurrió a un sistema de donante de esperma que no prevé la posibilidad de conocer la identidad de quien cedió su material genético. Sólo, si a la hora de ser adulta Betzabé, un juez lo autoriza previo trámite judicial, las dos podrían conocer los datos del hombre. Cabe recordar que en 2012, no existía ley que regulase este tipo de prácticas y las reglas de juego se fijaban de mutuo acuerdo entre donante, receptora y el banco.

Natalia está sorprendida por la repercusión que generó el caso de Juana Repetto por estos días: "Sin dudas hay mucho desconocimiento y prejuicio con el tema. Pero semejante difusión servirá para aclarar los interrogantes y ayudará a que muchas mujeres puedan elegir", expresó.

"¿Cómo le empezaste a explicar a Betzabé que ella no tiene papá?", preguntó InfobaeTV. "Con las palabras, para que ella entienda, ya lo sabe. Ella suele decir cuando le preguntan, y con total naturalidad, ´yo no tengo papá´, y sigue jugando como si nada", contó Natalia, para agregar: "Los cuentos infantiles me han servido mucho. Caperucita Roja sólo tiene mamá y abuela. No hay papá. La Sirenita sólo tiene papá. Y así".

¿Es egoísta ser mamá sola? "Egoísta es abandonar a un niño. Egoísta es tener una relación sexual sin ningún otro interés que tener un hijo, sin el menor sentimiento por ese hombre. Yo no siento que fui egoísta. Tener a Betzabé fue un acto de puro amor", concluyó.

Aquí, parte del diálogo: