Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El juez de tribunal oral Luis María Cabral le solicitó a la Justicia que resuelva su pedido para ser repuesto en el cargo de magistrado subrogante de la Cámara Federal de Casación Penal, del que fue removido por el Consejo de la Magistratura en junio del año pasado. A través de su apoderado, Carlos Laplacette, pidió que el expediente que tramita ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal sea declarado "de puro derecho".

El juez era subrogante en la Cámara de Casación y fue removido de su cargo por decisión del Consejo de la Magistratura antes de que se pronunciara en la causa en la que se cuestionaba la validez del Memorándum con Irán para avanzar en la investigación por la voladura de la mutual judía AMIA.

El pedido de Cabral busca acortar los tiempos de tramitación y reclamó que "se dicte el llamamiento de autos a sentencia", es decir, el paso previo a que sea emitido un fallo definitivo de primera instancia. La secuencia procesal implica que, primero, la causa debe ser declarada de "puro derecho" y luego, resolverse en primera instancia el reclamo del magistrado, quien también es consejero de la Magistratura.

Cabral inició un reclamo judicial ante el juzgado en lo Contencioso Administrativo Federal a cargo del magistrado Esteban Carlos Furnari, quien rechazó reponerlo en el cargo mediante una medida
cautelar.

La causa siguió su trámite y ahora Cabral reclamó que sea declarada "de puro derecho", una situación de carácter excepcional en la tramitación de un expediente, que se produce cuando el demandado, en este caso el Estado Nacional a través del Consejo de la Magistratura, reconoce los hechos pero niega que se haya violado alguna norma.

"La declaración de una cuestión como de puro derecho está fundada, más que en la inexistencia de hechos controvertidos, en la circunstancia de que la causa no necesita ser abierta a prueba para ser debidamente resuelta", explica la doctrina.

El juez Furnari le notificó del pedido y le pidió opinión al Consejo de la Magistratura, por lo que la situación se resolverá apenas se reanude la actividad judicial tras la feria estival, la semana próxima.

En junio de 2015, la Corte Suprema emitió un primer fallo desfavorable a las aspiraciones de Cabral ya que desestimó respaldar su subrogancia, lo que había sido planteado mediante un pedido de virtual per saltum del fiscal Raúl Pleé para que el magistrado fallara en la causa sobre la validez constitucional del Memorandum.

Ello hubiera significado, en los hechos, que Cabral continuaba siendo juez de Casación, pero aquella señal alejó la primera expectativa en ese sentido. Poco después, la Corte le dio un revés a Cabral, pues declaró la inconstitucionalidad de la ley de subrogancias.