Distintas agrupaciones de trabajadores, estudiantiles y partidos políticos de izquierda realizaron un corte parcial desde las 7:30 en el cruce de las avenidas Callao y Corrientes, para exigir la liberación de la dirigente barrial jujeña, Milagro Sala.

La protesta, que generó demoras en el tránsito en la zona céntrica, culminó a las 9, cuando fueron liberados los dos carriles de la avenida Corrientes que habían sido bloqueados por los manifestantes.

Sala fue detenida la semana pasada acusada por el gobierno provincial de Gerardo Morales por "instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real" a raíz de la protesta que encabezaba la Tupac Amaru y otras organizaciones populares y cooperativistas.

Este miércoles, el juez Gastón Mercau, a cargo de la causa por la que permanece detenida Sala, ordenó el traslado de la Comisaría de la Mujer, en el barrio Los Huaicos, donde permanecía la dirigente social, a la Unidad Penitenciaria Nº3, del barrio Alto Comedero.

Tras conocerse la noticia, la Tupac Amaru difundió un comunicado en el que convocó a un corte de ruta para este viernes en Jujuy, y una jornada de lucha y movilización en todo el país. Además, responsabilizó al gobernador Gerardo Morales y al presidente Mauricio Macri "por la integridad física" de la dirigente.

La diputada nacional por el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, declaró que "la detención de Milagro Sala tiene como objetivo aterrorizar a los trabajadores que salen a luchar contra los miles de despidos que hay en todo el país y a quienes van a luchar para recuperar el salario perdido por la devaluación y la inflación. Por eso hay que luchar por su libertad más allá de que no tengamos nada que ver con su orientación política".

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel advirtió este miércoles que "el caso" de la jefa de la
organización Tupac Amaru, Milagro Sala, se trata de "una detención política" que debe resolverse "cuanto antes".

No obstante, admitió que si la dirigente kirchnerista incurrió en "irregularidades deben ser presentadas ante la Justicia", la que debe determinar su "grado de responsabilidad".

Además, criticó al gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, por no haberle otorgado una audiencia a Sala poco antes de la detención, sobre lo que advirtió: "se vuelve a repetir lo mismo del kirchnerismo: la falta de diálogo, el autoritarismo y las imposiciones".