"Matías toma 12 pastillas por día", comenzó indicando Guillermo Pelozatto, mejor amigo y abogado del actor que en este momento se encuentra recuperándose del brote psicótico que tuvo hace meses. "Con un tratamiento no va a tener ningún tipo de problemas para estar bien. Ya está estabilizado, está totalmente en sus cabales. Las pastillas afectan mucho la parte motriz, lo hacen caminar más lento y esas cuestiones", comentó en un móvil con Diario de Mariana.

Luego explicó la situación en que está Matías Alé: "Él no quiere volver más ahí. La parte más difícil es que aceptara lo que había pasado. No nos costó porque él lo entendió desde un principio. Lo que más ansiosos lo tiene es querer volver al trabajo. La meta que nos pusimos es que cada 30 días nos ponemos a charlar sobre ese tema, entre nosotros y con lo0s médicos".

"Lo que hablamos hoy a la mañana en medio del llanto de los dos es que todos cometimos errores en este proceso... no está decepcionado, pasa por otro lado: pasa porque los mensajes son hirientes. Le dolió el contenido de los mensajes, le dolió que lleguen a la prensa. Todos cometimos errores pero la víctima acá es una sola", comentó y luego agregó: "Necesita paz, la palabra es paz".

"Los días anteriores no estaba muy cerca nuestro, porque estaba con el temas del casamiento. Cuando se baja de la despedida de soltero, a las 24 horas sucedió lo que sucedió. No tuvimos tiempo ni de hablar", reveló Pelozatto y también se refirió a un hecho extraño con el celular de su amigo: "Él perdió un teléfono –todos saben que Matías tiene dos- en el día de la internación, lo buscamos por todos lados, y volvió a aparecer hace unos días en el auto, al costado del asiento".

¿María del Mar lo dejó a Matías? "Me parece que el término 'dejar' es muy apresurado. Más bien se tomaron un tiempo para resolver sus problemas familiares que de hecho ya se encaminaron y por lo menos se avanzó bastante. Todavía no hay unan separación. La charla que tuvimos los tres en privado no fue de separación sino de un distanciamiento", aclaró.

Además opinó de la supuesta guerra que hay entre María del Mar, su mujer, y Elena, su madre: "Estamos en una situación que seguir la batalla es más fácil que pedir disculpas". Cuando uno de los panelistas le preguntó y creía que Matías estaba entre la espada y la pared, entre su mujer y su madre, respondió: "Sí, tal cual. Porque son dos amores, y él piensa que si va para un lado pone al otro en riesgo y viceversa. Y eso lo pone triste".

También habló de la economía del actor: "No le sobra pero gracias a Dios no le falta nada. Siempre dije que su problema no es económico sino financiero. Y va a vender algunas cosas porque él entendió que no son necesarias". Sobre el final, cuando le contaron que horas antes María del Mar había dicho que quería ir al Bailando 2016, se mostró sorprendido e incluso descreyó que haya dicho eso. ¿Cómo se tomaría Matías Alé que su mujer participe del ciclo de Marcelo Tinelli? "No sé si le caería muy bien", respondió.