@MariaL008 162
@MariaL008 162

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, dispuso por decreto un nuevo plan de empadronamiento y regularización de cooperativas al que deberán inscribirse para poder seguir recibiendo planes de ayuda social, con el objetivo de presionar a la Tupac Amaru y otras 15 organizaciones sociales para que levanten la protesta que lleva adelante, entre otros, la dirigente kirchnerista Milagro Sala.

En una conferencia de prensa realizada ayer junto a todo su gabinete, el mandatario provincial de Cambiemos anunció la implementación de un nuevo decreto a través del cual se establece como plazo las 00 horas del jueves 14 para empadronarse. El decreto 403, dispone en su artículo 4° que que Fiscalía de Estado, vencido el plazo, retirará las personerías jurídicas de las asociaciones civiles y continuará con la aplicación de multas que van de 5 a 6 mil pesos, aplicándose la máxima.

Además quedarán fuera de los planes sociales y todo tipo de beneficios, como obras a realizar por cooperativas u organizaciones sociales con dinero que provenga del Ejecutivo provincial o nacional.

Morales pretende con esta medida que los manifestantes levanten el acampe en plaza Belgrano y sus alrededores, frente a la casa de Gobierno jujeña. "Es decir que a las personas y organizaciones que a partir de las 0 horas del día jueves 14, insistan en la comisión del delito se les retira todo tipo de beneficio y les tendrá que pagar Milagro Sala. El Gobierno no les va a ceder ni plan, ni beneficio, ni obras a esas organizaciones porque ya hay un sistema transparente de registro que no excluye a nadie", aseguró Morales.

Además en su siguiente artículo expresa que de igual forma, a estas organizaciones sociales que aún persistan en el lugar desde las cero horas del jueves serán excluidas "de la aplicación de los planes y programas que implementa el gobierno provincial como también serán excluidos de todo tipo de beneficio o plan social, adjudicaciones de viviendas o loteo, programa de viviendas, núcleos húmedos y obras a realizar por las cooperativas u organizaciones sociales por parte del gobierno de la provincial ya sean financiados con recursos provinciales o nacionales".

El artículo 1º trata sobre la regularización de cooperativas establecidas por el Decreto 195 ( registro para que las cooperativas se inscriban). El gobernador anunció que las escuelas, el área de Salud y la textil de la Tupac Amaru tendrán continuidad. "Se inscribieron 567 cooperativas de distintas organizaciones sociales muchas de la Tupac Amaru", dijo y destacó que la actitud del Gobierno es ayudar a normalizarlas.

La dirigente social Milagro Sala mantiene desde hace años un duro enfrentamiento con Gerardo Morales, actual gobernador de Jujuy. En diciembre pasado, Sala, junto a otros dirigentes de organizaciones barriales, instaló un campamento con piletas de lona en pleno centro de la capital provincial, con la intención de presionar al mandatario para que acepte negociar el control de la ayuda social. Según la organización, no piden planes ni bolsones de mercadería. Reclaman la continuidad de las fuentes de trabajo a través de las cooperativas de construcción de viviendas. "Hoy ya no son 20.000 puestos de trabajo en la provincia. Hablamos de 66.000 puestos a través de las cooperativas de construcción de viviendas en toda la Argentina", expresó la dirigente social.

Esta semana, la fiscalía de investigación N°1 de Jujuy imputó a Milagro Sala por instigación a cometer delitos y tumultos a raíz de la denuncia del gobierno provincial sobre el acampe y las acciones que cometió la dirigente kirchnerista frente a la Casa de Gobierno durante el mes de diciembre a modo de protesta.

Las pruebas de los investigadores serían grabaciones donde, según la fiscalía, la líder de la Tupac Amaru actuó con el "dolo directo de persuadir a un grupo de personas indeterminadas a producir un delito".

"Quieren criminalizar la protesta"

Tras presentarse al Juzgado de Garantías y Fiscalía de Investigación Penal N 1, la diputada en el Parlasur Milagro Sala, junto a los dirigentes Germán Noro y Alberto Cardozo denunciaron la criminalización de la protesta que promueve el gobierno provincial contra los dirigentes de las organizaciones sociales y criticaron que si en lugar de realizar presentaciones en la justicia, el gobernador hubiera abierto una instancia de diálogo el conflicto ya no existiría. "No le tenemos miedo a Gerardo Morales. Si nos quiere inventar causas, si nos quiere denunciar, si me quiere meter presa por haber construido piletas, escuelas, centros de salud y viviendas, que lo haga. Nosotros vamos a seguir defendiendo las fuentes de trabajo", aseguró la máxima referente de la Tupac Amaru a la salida de tribunales.