El intendente que nombró a su familia en el gabinete frenó la designación de sus hijos

  162
162

El escándalo de nepotismo que salió a la luz en la ciudad de Caucete, Salta, obligó al intendente Juan Gil a revisar sus nombramientos. Al menos, parte de ellos. El jefe comunal resolvió en las últimas horas dar marcha atrás con las designaciones de sus hijos en el gabinete.

Con 18 y 19 años, los hijos del dirigente del partido Compromiso por San Juan (opositor al FpV en la provincia) puso a su hija Gimena como secretaria de Coordinación y a su hijo José como secretario de Deportes. En diálogo con Diario de Cuyo, confirmó que se retractará de sendas medidas mañana.

"Los nombramientos que hicimos hasta el momento se desarrollaron teniendo en cuenta una ordenanza vieja. Ahora se dictó una nueva ordenanza, en la que se plasmaron cambios en el organigrama municipal. Esta estará en vigencia desde mañana y mis hijos ya no estarán en sus cargos", afirmó. "El hecho de sacarlos de su puesto es algo que ya veníamos hablando. Pero, a la vez, esta decisión ayudará a descomprimir lo que está sucediendo en torno a las repercusiones", indicó.

Gil confirmó no obstante la continuidad de otros cuatro familiares suyos en el gobierno: la de su esposa, Patricia Soler, como secretaria de Acción Social; y la de sus hermanos David, Delfina y Ernesto como jefe de Compras, asesora legal y encargado del área de ganadería del municipio, respectivamente.

"Mi esposa seguirá en la Secretaría de Acción Social y mi hermano continuará siendo jefe de Compras. Ambos son muy competentes para ocupar en esos cargos. Son fundamentales", aseguró.

Asimismo, explicó que su hermana continuará como asesora y dijo que "ella es abogada y es mi asesora personal, seguirá conmigo". "Los detalles de estas decisiones serán dados a conocer mañana en una conferencia de prensa", advirtió.

Los cambios serán oficializados mañana en una conferencia de prensa, adelantó Gil.