Imágenes de archivo 163
Imágenes de archivo 163

Verano de 1944. A un año todavía de que la Segunda Guerra Mundial llegara a su fin, los Estados Unidos desplegaron por Francia y el Valle de Rin un "ejército fantasma", con el fin de engañar al Tercer Reich sobre la magnitud y la estrategia de las fuerzas aliadas movilizadas.

La 23ª Compañía de Tropas Especiales contó con alrededor de 1.100 hombres -artistas, técnicos de sonido, actores y diseñadores- con tanques y equipos militares inflables. Su principal objetivo: crear ilusión y difundir desinformación sobre el número y ??la ubicación de las fuerzas aliadas.

La unidad, que realizó alrededor de 20 operaciones, no solamente logró confundir a las tropas alemanes y mantener secretos los movimientos reales de los aliados. Convenció además a los nazis de que no menos de 30.000 hombres estaban avanzando hacia el choque.

Para que el engaño funcionaria, fueron clave los tanques, todoterrenos y artillería inflables, así también como los camiones con potentes sistemas de audio para reproducir el sonido de divisiones blindadas.

El documental de la cadena PBS revela que para perfeccionar el engaño, parte de los artistas-soldados se dedicó incluso a difundir historias sobre sus éxitos en el frente, de tal manera que hasta los espías cayeran en la trampa.

La verdadera historia del ejército fantasma recién se conoció en los años 90.