Más de dos millones de argentinos irán de vacaciones a Brasil este verano

Las playas de brasil, las preferidas de muchos turistas argentinos  162
Las playas de brasil, las preferidas de muchos turistas argentinos 162

El ministro de Turismo, Gustavo Santos, confirmó que "más de 2 millones de argentina van a pasar sus vacaciones de verano en Brasil". Aún así, auguró una "muy buen temporada" en el país.

No es sólo la belleza de sus playas. La gran devaluación del real fue clave a la hora de elegir Brasil para los más de 2 millones de argentinos que ya contrataron paquetes turísticos para descansar en Brasil, según precisó Santos a Cadena 3. Se espera que la mitad de esos 2 millones de veraneantes viajen a Florianópolis, la llamada "Isla mágica" en el sur del país vecino.

"Con la devaluación del real en más de un 40% frente al dólar desde el año pasado, los argentinos han vuelto con toda la fuerza", evaluó hace unos días el titular de la Asociación Brasileña de la Industria de Hoteles de Santa Catarina, Samuel Koch. Calculó que hasta el 20 de enero la ocupación hotelera será del 75% y que uno de cada cuatro turistas será argentino.

No obstante, el ministro Santos cree que el nivel de turismo interno en el país seguirá siendo alto y que la merma con respecto al año pasado será baja. "A pesar de esta masiva elección de Brasil por tantos argentinos, vamos a tener un muy buen verano. Después de las elecciones, las reservas se han movido. Lo que estamos chequeando en los distintos puntos del país nos permite ser optimistas", se esperanzó.

"Vamos a tener un muy buen verano, no sé si excepcional como el del año pasado, pero sí uno muy bueno, que va a permitir que haya una actividad intensa en estos dos meses, que son tan importantes para el turismo", insistió.

Parte de este panorama esperanzador se lo adjudicó a la unificación cambiaria. "Es una muy buena señal para el turismo y para el equilibrio de la economía, y va a traer racionalidad", observó.

Gustavo Santos 1920.jpg

Feriados

El presidente Mauricio Macri había sido muy crítico con la proliferación de feriados y fines de semana largos durante la era kirchnerista. "No favorece a nadie", había analizado. Sin embargo, Santos adelantó en los últimos días que se mantendrá el esquema dispuesto para el 2016, aunque en el futuro habrá modificaciones.

"Para mí, los fines de semana programados, es decir, aquellos feriados que caen entre semana y que pueden trasladarse al fin de semana, son positivos, porque hacerlo un miércoles o un jueves no altera nada, pero si se los traslada al fin de semana, esto produce actividad, sobre todo en el interior del país", definió. "Esta situación produce una fuerte transferencia de los sectores urbanos al interior, y esto favorece a las comunidades que viven casi exclusivamente del turismo", sostuvo.

Pese a ello, no todo feriado es color de rosas para el ministro. "Lo que habrá que ver en las próximas planificaciones es que no hay exageraciones que produzcan demasiada inactividad y afecten a otros sectores", advirtió. Y llamó a lograr "un buen punto de equilibrio entre lo uno y lo otro para seguir desarrollando el turismo con esta modalidad que acompaña la nueva conducta del turista contemporáneo, que es salir por pocos días muchas veces al año".