Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

La devaluación y la especulación empresaria del último mes provocó un repunte de los precios que generó preocupación en el Gobierno y los trabajadores. Con la contención de esa escalada como objetivo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se mostró optimista hoy al señalar que habrá "buenas noticias" en materia de inflación, aunque remarcó que "no se va a corregir" de manera inmediata ya que es una problemática que "se arrastra" de la gestión anterior.


En conferencia de prensa, el ministro coordinador indicó que el Gobierno "está trabajando en soluciones concretas" para que "no haya más aumentos y, en algunos casos, retrocesos" de los precios, como ocurrió con los medicamentos.


Entre los instrumentos que el gobierno de Mauricio Macri tiene en carpeta para hacer caer los precios está la importación de productos del exterior. Según Peña, este mecanismo sería implementado en el sector de la carne, uno de los artículos de la canasta básica que más se incrementó en el último tiempo.


Sin embargo, la expectativa es lograr un acuerdo macro con el empresariado, los gremios y grupos de la sociedad civil: "Somos optimistas con el diálogo social. Esto no se puede hacer de un día para el otro. Esperamos en enero seguir teniendo buenas noticias para cada sector, en seguir trabajando para lograr una política razonable y de mayor cooperación".


El ministro coordinador recordó que, como forma de contener la pérdida del salario por inflación, fueron importantes medidas como la exención del Impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo y el pago de los $400 a los beneficiarios de la AUH y jubilados que cobran los haberes mínimos.


"Ese fue otro impulso para paliar los efectos de una inflación que viene de arrastre y que de un día para el otro no se va a corregir", afirmó Peña al término de la segunda reunión de Gabinete Nacional que encabezó el presidente Mauricio Macri desde que asumió su gestión.


Aunque la gestión de Macri es optimista, grupos empresarios ya anunciaron que hay precios que no retrocederán. Hoy, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, consideró que "los únicos precios que van a bajar son los que se han fijado a un precio con un dólar de 14, 15 y 16 pesos" y manifestó su escepticismo sobre el pacto social que quiere alcanzar el Gobierno.


"Es altamente conveniente que se instrumente un acuerdo tripartito entre empresarios, Estado y trabajadores para que puedan transcurrir los próximos meses sin sobresaltos", planteó el referente de la CAC, aunque advirtió que "esto se ha intentando muchas veces" sin éxito.