AFP 163
AFP 163

La popular cantante y compositora Adele reveló que en 2010 tuvo que suspender una gira por Norteamérica para someterse a una cirugía en las cuerdas vocales, que casi le destruye la carrera.

En dialogo con el periódico británico The Mirror, la artista de 27 años confesó que llegó a consumir 25 cigarrillos al día, a pesar de ser consciente de los riesgos que esto produce: "Si hubiera seguido fumando, probablemente hubiera muerto a consecuencia de una enfermedad relacionada al consumo de cigarros, y eso es realmente malo".

Hace cuatro años, se le detectó un pólipo benigno en las cuerdas vocales que le producía constantes hemorragias, por lo que no podía cantar y tuvo que ser intervenida. La operación puso en riesgo su vida profesional, ya que un simple error podría haber acabado con su carrera.

"Si me hubiera muerto de cáncer al pulmón, hubiese sido mi culpa, y eso no es algo de lo que me hubiese sentido orgullosa", se sinceró la cantante, que está promocionando su tercer disco de estudio, 25, el cual en sólo una semana se convirtió en el disco más vendido en la historia de Reino Unido.

LEA MÁS:

Luego de que la intervención fuera exitosa, Adele dejó de fumar y hoy se considera una "fumadora rehabilitada". Gracias a los avances de la medicina, hoy en día puede cantar en cualquier escenario sin ningún tipo de problema.