Gerardo Viercovich 162
Gerardo Viercovich 162

La relación entre Hugo Moyano y Mauricio Macri sigue transitando por un sendero de cordialidad, aunque de desconfianza. Tras meses de mostrarse cercano durante la campaña electoral, el líder camionero le pidió al Presidente que "se acuerde de los trabajadores" y anunció que entre lunes o martes le presentará un documento con reclamos gremiales, entre lo que figurará el pedido de un bono de 3000 pesos.


"Nos llama la atención, el Gobierno toma decisiones muy fuertes, ha sido muy generoso con muchos sectores de la sociedad como el campo, al que le ha dejado sin efectos los impuestos, y espero que deje un poco de generosidad para los sectores laborales", advirtió en relación a la eliminación de las retenciones.


Sobre el pedido de un adicional de $3000 para asalariados y jubilados, Moyano ironizó: "El Gobierno saca por decreto por todo, anula una cosa, anula otra, entonces que tome la decisión de pedirle a las empresas que paguen este bono que corresponde y que es mínimo".


Reunidos en un plenario, el moyanismo, el barrionuevismo y sectores gremiales kirchneristas coincidieron ayer en reclamar a la Casa Rosada un bono de fin de año en "compensación" por el "deterioro del salario" que se aceleró en noviembre por una sensible alza en los precios de los productos de la canasta familiar.


"Con la inflación que hemos tenido se redujo la capacidad del salario y acá no se trata de hacer una inversión menos, se trata de comer un plato menos de comida, y eso es lo que tiene que atender el Gobierno", insistió en declaraciones a radio Mitre.


Moyano ratificó que si bien ese plus debería pactarse de acuerdo en conjunto con las empresas, el reclamo es que sea del orden de $3.000 el monto en general y que incluya a la clase pasiva. "Lo hemos evaluado ayer, aún no nos hemos dirigido al Gobierno. Seguramente el lunes o el martes estará listo el documento para elevarlo a través del Ministerio de Trabajo o al Presidente", señaló.


LEA MÁS:

Si bien se reunió en una audiencia personal con el jefe de Estado, el sindicalista reclamó que Macri "tiene que recibir al conjunto" del movimiento obrero para atender la agenda sectorial. "El Presidente se ha reunido con todos los sectores, espero que en algún momento se acuerde de los trabajadores", dijo, y reiteró su disconformidad ante la falta de medidas que favorezcan a los asalariados: "A veces uno se molesta cuando tienen tanta fuerza para tomar algún tipo de decisiones y dudan sobre las otras".


Por último, Moyano insistió en el pedido sindical de decretar la "emergencia alimenticia": "Así como se decretó la emergencia de seguridad, que nos parece bien, tienen que decretar la emergencia alimenticia porque hay muchos sectores que hoy no tienen para comer un pedazo de pan".