La vigencia del cepo cambiario y el subsidio que rigió hasta el 16 de diciembre fomentó los gastos a plazo en el resto del mundo 162
La vigencia del cepo cambiario y el subsidio que rigió hasta el 16 de diciembre fomentó los gastos a plazo en el resto del mundo 162

Los consumos con el uso de tarjetas de crédito que aún no fueron cerrados por las emisoras deberán pagarse con el anticipo a cuenta de Ganancias, o Bienes Personales a la paridad que libremente determine el mercado. Esto fue confirmado a Infobae por el titular de la AFIP, Alberto Abad, en un encuentro con periodistas en la sede central del organismo.

Esto quiere decir que si se efectuó un pago por bienes y servicios en dólares en los últimos días de noviembre (posteriores al cierre de la tarjeta en ese mes) y los primeros días de diciembre, se pagará la percepción del 35% con la cotización del tipo de cambio único y libre de la jornada en que cierre ahora la tarjeta de crédito del cliente bancario. Por ejemplo, con un dólar a $14 para la venta, esto ubicaría a la transacción final con un tipo de cambio cercano a los 19 pesos.

Desde el organismo aclararon que es así porque la percepción del 35% se toma al tipo de cambio del cierre de la tarjeta de crédito. "Estas son las injusticias que se generan cuando el tipo de cambio no tiene que ver con la realidad", deslizaron desde AFIP.

En el caso de las tarjetas de débito esto no sucede, porque se toma en cuenta el tipo de cambio del día de la compra. Tampoco se da esta situación para las cuotas pendientes de pagos de paquetes turísticos o de pasajes aéreos, ya que el gravamen del 35% y el tipo de cambio fue definido en el cierre del primer pago.

Ante todo, desde la AFIP aclararon que "ese anticipo se podrá solicitar el reintegro en la declaración jurada anual de enero del Impuesto a las Ganancias o Bienes personales, en su caso", como ocurrió el último año.

Algunas de las herencias

El cambio de autoridades en la Administración Federal de Ingresos Públicos fue hace una semana, pero ya empezaron a saltar "luces amarillas" de la gestión anterior, y algunas ya tienen número. Con Alberto Abad al frente del organismo encontró que recibió una deuda de $1.200 millones a contribuyentes que pagaron a cuenta de impuestos 35% por consumos hechos en el exterior o del 20%, por la compra de dólar ahorro hasta 2014, las cuales debieron ser reintegradas en los primeros meses del corriente año.

"Son contribuyentes que hicieron la solicitud de reintegro y está en proceso, pero no les devolvieron la percepción", aseguraron fuentes del organismo a Infobae.

Antes de la salida del cepo, el recargo del 35% se aplicaba a paquetes turísticos, pasajes aéreos a otros países y consumos con tarjeta de crédito y débito en el exterior, mientras que la compra de dólar para atesoramiento contaba con una percepción del 20 por ciento.

Intentarán acelerar la devolución de anticipos correspondientes a 2014

La AFIP debía devolver ese recargo en cada año fiscal, luego de que el contribuyente presentara la declaración jurada anual, o en caso de no corresponder, que justificara su situación fiscal. De ahí que los nuevos funcionarios prometieron "reparar las inequidades" que se generaron en los últimos años, ya sea "por desinterés o por desidia".

Se estima que también se facilitará el trámite para aquellos contribuyentes que no pagan Ganancias ni Bienes Personales, y que utilizaron mecanismos de "dólar tarjeta" antes del fin del cepo del 16 de diciembre.

Cuestiones pendientes

Pero este número no es la única deuda de la AFIP. Entre otras cuestiones, deberá contabilizar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que les debe a los exportadores –aún no se conoce el número final–, así como el crédito fiscal que poseen algunos productores. La AFIP se deberá enfrentar así con la herencia de Ricardo Echegaray, el ex titular del organismo.

En los próximos días, Alberto Abad dará una conferencia de prensa en la que expondrá los problemas con que se encontraron en el organismo, una suerte de exposición de lo que se hizo en la gestión anterior. Pero hacia adelante, tienen algunas asignaturas por responder:

• Impuesto a los autos de lujo: la AFIP primero esperará a que el Ministerio de Economía le haga la consulta sobre si mantenerlo o no. En ese momento, el organismo dará su opinión.

• Compras en el exterior vía internet: se regirán con el tipo de cambio libre del Mercado Único y Libre de Cambios. Aún deben coordinar con la Aduana para resolver si se sigue informando la compra de mercancías al exterior que ingresan al país mediante correo, y si se dejará atrás el formulario que había que presentar personalmente en la Aduana.

Con respecto a los contratos de dólar futuro ya pactados, fuentes de la AFIP aclararon que se retendrá 35% de Ganancias, y 0,5% para personas físicas en Bienes Personales. Según explicó el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, esa percepción será un "ingreso directo a la Tesorería de la Nación".