En 2014, poco después de que Facebook comprara WhatsApp, el servicio sufrió una caída global, lo que provocó que millones de usuarios buscaran maneras alternativas para comunicarse. Fue la flamante Telegram la que consiguió mayor atención gracias a más de 4,95 millones de descargas.


Algo similar ocurre hoy, pero por razones distintas. Un juez de Brasil bloqueó el uso de WhatsApp por 48 horas. Si bien la medida fue suspendida cerca del mediodía, Telegram ya sacó provecho: más de 1,5 millones de usuarios descargaron la aplicación.


Semejante tráfico generó un inconveniente inesperado: se saturaron los servidores para el envío de los códigos de activación. "Esperen, ¡sus códigos están en camino! Tenemos todas las manos trabajando para acomodar esta loca recarga", dijo Telegram en Twitter.



Poco después, el servicio informó que el envío de los SMS de activación para Brasil quedó fuera de servicio momentáneamente y que seguían trabajando para solucionar el problema.


Según el sitio G1 de Globo, WhatsApp se habría negado a dar informaciones para una investigación de la policía y de ahí que haya quedado bloqueado su uso.


Telegram fue lanzada en 2013, posee una versión web completa, funciona en Android, iPhone, iPad y Windows Phone y ya consiguió 62 millones de usuarios activos, un número bajo comparado con los 800 millones de WhatsApp.