Después de elegir a Cinthia Fernández y Gisela Bernal como las primeras semifinalistas, el jurado se tomó varios minutos para deliberar quién iba a ser la tercera pareja del top 4 de Bailando 2015.

La encargada de comunicar la decisión fue Soledad Silveyra. "La tercera pareja salvada por el jurado es... ¡Federico Bal!", anunció y el resto de los jurados le gritaron "¡No!" al unísono.

Avergonzada y nerviosa por el error que había cometido, Solita se deshizo en pedidos de disculpas: "No sé, presento la renuncia", sugirió.

Ante la inédita situación, Marcelo Tinelli consultó en Twitter a sus seguidores si debían ir al teléfono las tres parejas restantes o se debía respetar la decisión que había tomado el jurado originalmente.

Las redes sociales votaron por la propuesta del conductor, pero a pedido del jurado se respetó la decisión original: salvar a Ailén Bechara y Fernando Bertona.