Crisis en Venezuela: advierten que el 85 % de las farmacias corren peligro de cierre

El presidente de la federación farmacéutica, Freddy Ceballos, responsabilizó al gobierno de Nicolás Maduro por la escasez de medicamentos en el país y la situación resultante a la que calificó de "crisis humanitaria"

  163
163

El presidente de la federación farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos, aseguró este lunes que en el país caribeño los enfermos están "perdiendo la vida por falta de medicamentos" y responsabilizó al Gobierno de las carencias porque "no se le dan divisas a los laboratorios".


"El problema es que no se otorgan divisas, no puede ser que el Estado venezolano compre medicamentos afuera que pueden ser producidos en el país. Han matado la producción", señaló Freddy Ceballos en una entrevista con la emisora privada Unión Radio.


Según el directivo farmacéutico, los venezolanos se enfrentan a la escasez de anticonceptivos, antirretrovirales, anticonvulsivos, antibióticos y tratamientos para el cáncer, entre otros.


LEA MÁS:


"Estamos utilizando medicamentos de uso animal, porque el Estado venezolano no da los dólares para que se produzcan aquí", alertó Ceballos y citó el caso de la prednisona, un fármaco usado para tratar rechazo de órganos en trasplantes, asma, alergias epidérmicas, problemas del oído y enfermedades del riñón que "se produce en Venezuela" y "no se consigue".


"Hay que endosarle su responsabilidad al Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), tienen que saber cuál es la prioridad que tiene el país", señaló.


El farmacéutico auguró que, con las últimas medidas económicas tomadas por el Ejecutivo en relación con los precios de venta al público, "el 85 por ciento de las farmacias del país va a quebrar".


El problema "no es solamente la falta de medicamentos, el Estado venezolano con la ley de precios justos fijó precios donde la cadena de comercialización pierde", explicó y pidió al Gobierno "una respuesta a esta crisis humanitaria".


Ceballos criticó que se haya "prohibido" el envío de medicamentos por servicios de mensajería postal.


Para buscar una respuesta a lo que considera una "crisis humanitaria", el presidente de la federación farmacéutica dijo que tratarán de establecer comunicación tanto con el nuevo parlamento como con el que está aún en funciones también porque "las enfermedades no esperan, la salud no espera".