Cristina, la esposa del periodista, relató lo que vivió en InfobaeTV. Según contó, los delincuentes entraron a la casa cuando la pareja estaba durmiendo. En una primera instancia, les pidieron dinero, y luego de que Hurtado entregara 3.000 pesos, empezaron a solicitar una cifra mayor: "Pedían 27 mil pesos y le empezaron a decir que era de la radio y que dejara de hablar de la droga", detalló la mujer.

"A nosotros nos mandaron a matarlos", repetía uno de los delincuentes. El otro hacía alusión a las investigaciones de Hurtado contra los narcotraficantes: "Si colaborás, no te va a pasar nada".

Cristina también relató el abuso del que fue víctima. Primero la dejaron sola en el cuarto con uno de los delincuentes, que la obligó a practicarle sexo oral: "No quiero entrar en detalles porque no me hace nada bien", se disculpó en la entrevista. Pero continuó: "El otro chico, que yo creí que me llevaba a recorrer la casa, me llevó al baño y agarrándome de los pelos me obliga a mantener relaciones también. Estaba muy sacado, era muy violento, había entrado el otro muchacho y le decía 'qué hacés, boludo'".

Luego de eso, Hurtado entró en shock: "Tuvo un pico de presión, se sienta en la cama con la boca abierta y muy pálido. No me respondía. Uno de los malvivientes busca un vaso de agua pero como no cerraba la boca se chorreaba todo y me asuste. Ellos también decían que no querían cargar con una muerte".