Bassil Mountain Escape: arquitectura soñada en Medio Oriente

Situada en una elevación de 1.550 metros sobre el nivel del mar en el monte Líbano, un estudio de arquitectura realizó un diseño de paisaje soñado

 Vladimir Djurovic 162
Vladimir Djurovic 162

Vladimir Djurovic no es un arquitecto tradicional. Su especialidad consiste en diseñar espacios al aire libre, donde crea paisajes y lugares de relajación y disfrute.

Su trabajo es reconocido en todo el mundo, y su fama lo ha llevado a desarrolar espacios de ensueño para celebridades y grandes figuras internacionales, como lo hizo para el diseñador de modas libanés Elie Saab.

Lujo, buen gusto, y creatividad en Medio Oriente

En Faqra, en un imponente jardín elevado a 1.550 metros de altura, recreó el paraíso. Jardín en las nubes, escalones flotantes que conducen al área de la barra y sirven para cruzar de un lado a otro de la piscina infinita, espacios llenos de vida, donde es imposible no dejarse llevar por la naturaleza.

 Vladimir Djurovic 162
Vladimir Djurovic 162

A cielo abierto

El reto de este proyecto era proporcionar espacios para varias funciones en un espacio al aire libre, con gran vista y luminoso. En el jardín y entre las nubes, una piscina de borde infinito que invita a disfrutar lo más bello del Faqra. Este jardín fue diseñado para explotar el mayor espacio posible y generar una experiencia memorable durante la estadía. Este cuenta con varias salas de estar, bar al aire libre y un jacuzzi en la piscina, y una gran galería con parrilla, ubicada debajo de un gran árbol, para resguardar del sol a las comidas.

 Vladimir Djurovic 162
Vladimir Djurovic 162

Con vista abierta

En el nivel superior, el enfoque de entrada se define mediante una simple expresión de bienvenida de una escalera de piedra sólida, incrustada en maceteros lineales llenos de lavanda, alineado con todo el largo de la casa. Frente a la sala de comedor de un gran ventanal llena de luz todos los espacios de la casa.

El magnífico panorama, no pasa desapercibido desde ninguno de los ángulos de la casa, donde puede apreciarse el impecable trabajo que realizó el estudio de arquitectura.