La relación entre el vino y las celebrities

 AP 162
AP 162

La tentación es grande, y está claro que no lo hacen por plata. Los famosos que deciden asociarse al vino de alguna forma, evidentemente lo disfrutan. Están aquellos que sólo aprovechan el momento y le sacan el jugo marketinero a su nombre, colocándolo en una etiqueta. Algo que sólo los fans valoran, ya que no hay una intensión definida dentro de la botella. Muy distinto es el caso de aquellos que se involucran en la producción, y van más allá. Pueden o no estampar su nombre en la botella, pero queda claro que respetan más al vino y les importa que este les aporte prestigio. Y hay un grupo de celebrities que se anima mucho más, e invierte en bodegas dedicadas a producir vinos comercialmente. Y lejos de ser este su principal negocio, lo hacen para propagar el placer que ellos mismos sienten al descorchar una botella de esos vinos.


  162
162

Quizás el caso más emblemático, por actual, sea el de Brad Pitt y Angelina Jolie, con su Miraval 2014. Un rosado de la Provence (Sur de Francia) que cuesta E25 por botella, y se agota apenas asoma al mercado. Su primer cosecha (2012) fueron sólo 6000 botellas, y logró colarse en el Top 100 de Wine Spectator, la influyente publicación norteamericana. Todo comenzó cuando la pareja se casó en el Chateau Miraval, y luego adquirió la propiedad de 1200 has.


Otra joven y famosa actriz decidió convertir en realidad su pasión por el vino, desarrollada en sus viajes por le mundo. Asociada a Carmel Road, para elaborar un vino a su imagen y semejanza, Drew Barrimore elaboró un blanco puro a base de Pinot Grigio de Monterrey. El Barrymore 2013 es vibrante y cítrico, y tiene un costo de 15 dólares. Antonio Banderas se asoció en 2009 a la bodega Anta de Ribera del Duero; una de las zonas vitivinícolas más prestigiosas de España. Por su parte, la actriz Diane Keaton lanzó recientemente sus vinos, un blanco y un tinto (The Keaton) de consumo diario, a los que recomienda disfrutarlos con hielo.


  162
162

Sin duda, el actor más famosos que se asocia al vino es Gerard Depardieu. Hace muchos años adquirió una pequeña viña en Borgoña, luego 110 has en Anjou. Más tarde invirtió en distintas bodegas de Burdeos, Coindreau y Languedoc-Roussillón. Actualmente está asociado junto a uno de los bodegueros más importantes de Francia (Bernard Magrez), para elaborar un vino en la Denominación española de Toro. Y si Gerard es el actor más conocido, Francis Ford Coppola es el director más prestigioso que se subió al mundo del vino con tanta pasión como al cine. Desde hace varias décadas, Rubicon Estate es reconocida por la calidad de sus tintos de alta gama, con estilo francés; más allá de sus líneas más comerciales, muy bien vendidas en los Estados Unidos.


El cantante Sting y su mujer Trudie decidieron comprar una propiedad fundada en 1700 en las colinas toscanas, cerca de Florencia. Hoy, Tenuta Il Palagio está totalmente restaurada, posee una granja y un shop en el que venden todo lo producido allí, además de sus vinos y su aceite de oliva. Su etiqueta emblemática es Message in a Bottle, un tinto IGT Toscana, a base de Sangiovese.


Muchos famosos se unieron a grandes bodegas para producir costosas botellas de vino

Un cantante que el puso el nombre a un Cabernet Sauvignon chileno producido por Viña Ventisquero es Luis Miguel. Su vino Único es muy valorado por sus fans alrededor del mundo. Del otro lado del pacífico, hace varios años que Olivia Newton-John fundó su propia línea de vinos (Koala Blue Wines) producidos por Great Stone Wines. Ella, junto a Pat Farrar se encargan de supervisar el trabajo del staff, preocupados por capturar en cada una de sus botellas, el auténtico espíritu de Australia. Pero allí sus vinos compiten en los escenarios con los de AC DC. Que desde la muerte de su cantante, volvieron a estar en copa de todos los rockeros. Sus llamativas etiquetas incluyen el Back in Black Shiraz, el Highway to Hell Cabernet Sauvignon, el Hells Bells Sauvignon Blanc, el Thunderstruck Chardonnay y el You Shook Me All Night Long Moscato.


Claro que no son los únicos cantantes que se unen al vino o que son homenajeados, con el debido permiso de las estrellas, por bodegueros fanáticos, con vinos: Claymore Purple Rain Sauvignon Blanc de Prince, Confessions in a Dance Floor de Madonna, The Josua Tree Riesling de U2, London Calling de The Clash, y Planet Waves de Bob Dylan, entre muchos otros.


Joan Manuel Serrat se animó y se asoció a una pequeña bodega de Montsant, a una hora de su casa en Catalunya. Sus Mas Perinet llegaron al país hace algunos años, pero no causaron tanto efecto como sus letras y melodías.


Los famosos en Argentina

En nuestro país fue Marcelo Tinelli la última celebrity en patear el tablero del vino. Lanzó en 2014 un Malbec en honor a su fallecido amigo Federico Rivero. El Fede 2011 ($1850) es el primero de muchos vinos de alta gama anunciados por el conductor, y posible presidente de la AFA, si es que logra echar a rodar el pretencioso proyecto Lorenzo de Agrelo. Antes Jorge Rial, un auténtico conocedor de vinos, le había puesto el nombre de sus hijas a un par de vinos tintos. Por su parte, Lio Messi, a través de la fundación que maneja su padre, se asoció con Casa Bianchi para lanzar al mercado los vinos Leo. Pero el Diego ya le había ganado de mano, porque a principios de milenio lanzó un vino con su nombre, elaborado por la bodega Raíces de Agrelo.


  162
162

Hoy, de la mano del enólogo Marcelo Pelleriti (Bodega Monteviejo) hay varios famosos de la música local que se están animando a elaborar sus propios vinos. A Juanchi Valeiron de Los Pericos con su Malbecaster, le siguieron Jaime Ross y el cantante de Catu Pecu Machu (Fernando Ruiz Díaz). Pero a todos ellos les ganó de mano Pedro Aznar. El famoso ex integrante de Serú Girán fue más allá que todos. Se recibió de sommelier profesional y se asoció al enólogo en Abremundos; un emprendimiento con viña propia, en donde ya produce varios vinos, espumante, grapa y hasta aceite de oliva.