Reuters
Reuters

En un comunicado de su campaña, Trump pidió un "cierre total y completo" del ingreso de musulmanes a los Estados Unidos hasta que "los líderes electos pueden averiguar lo que está pasando".

A través de un comunicado difundido por su campaña, Trump dijo que su propuesta es una respuesta al nivel de odio en "grandes segmentos de la población musulmana" hacia los estadounidenses.

El director de campaña del magnate, Corey Lewandowski, dijo que la prohibición propuesta aplicaría a "todos", incluyendo musulmanes que aspiran a visas migratorias, así como a los turistas que buscan ingresar al país.

La prohibición propuesta aplicaría a "todos", incluyendo musulmanes que aspiran a visas migratorias, así como a los turistas que buscan ingresar al país.

"De dónde viene este odio y por qué, debemos determinarlo. Hasta que seamos capaces de establecerlo y de comprender este problema y la amenaza que representa, nuestro país no puede ser víctima de ataques hostiles de parte de gente que sólo cree en la yihad y no tiene respeto alguno por la vida humana", declaró el candidato en el comunicado.


Los comentarios de Trump se producen a menos de una semana del sanguinario tiroteo masivo en San Bernardino, California. En el episodio murieron 14 personas y los atacantes eran musulmanes.

LEA MÁS:


El magnate, favorito de cerca de uno de cada tres republicanos para las primarias que comenzarán en febrero, aprovecha cada vez que puede para arremeter contra los musulmanes desde los atentados de París.

Su anuncio motivó una ola de reacciones adversas en Twitter. La declaración fue fuertemente condenada por la Casa Blanca, que denunció el comunicado de Trump como "totalmente contrario a los valores" de Estados Unidos, y por algunos de sus rivales a la presidencia.

"Tenemos, en nuestra ley de Derechos, respeto por la libertad religiosa", dijo Ben Rhodes, uno de los principales asesores del presidente Barack Obama en materia de política exterior, a la cadena CNN.

"Donald Trump está desquiciado", escribió a su vez el ex gobernador de Florida Jeb Bush, rival del magnate en filas republicanas.

"Todo candidato a la presidencia debe hacer lo correcto y condenar el comunicado de @realDonaldTrump", apuntó el senador Lindsey Graham en Twitter.

"Donald Trump disipa todas las dudas: hace campaña para la presidencia en tanto fascista demagogo", escribió por su parte Marton O'Malley, un candidato demócrata.

"Esto es reprobable, perjudicial y nos divide. Donald Trump, no lo entiendes. Esto nos hace menos seguros", escribió Hillary Clinton.