Reuters 163
Reuters 163

La Corte Suprema de Brasil rechazó apelaciones presentadas por aliados de la presidente Dilma Rousseff para detener un proceso de juicio político en su contra iniciado esta semana en la Cámara baja del Congreso, anunció el viernes el tribunal.


Los jueces Celso de Mello y Gilmar Mendes rechazaron dos apelaciones de legisladores de la coalición gobernante, incluyendo una moción presentada por congresistas del oficialista Partido de los Trabajadores (PT). Una tercera apelación presentada por el Partido Comunista Brasileño (PCdoB) aún esperaba a una decisión, dijo una portavoz de la corte.


Una tercera apelación presentada por el Partido Comunista aún espera una decisión

Las apelaciones fueron la primera línea de defensa de Rousseff contra un eventual impugnación y el rechazo de la Corte Suprema refuerza expectativas de una batalla política, en momentos en que la mayor economía de América Latina se encuentra sumida en una profunda recesión y un enorme escándalo de corrupción.


LEA MÁS:


La oposición sostiene que Rousseff violó leyes presupuestarias para salvaguardar estímulos económicos durante su exitosa campaña de reelección el año pasado. La presidente, que ocupa el cargo desde 2011 y fue reelecta hace un año, niega haber incurrido en irregularidades.


Pese a que podría no concluir con la salida de Rousseff del poder, el proceso agrega un obstáculo más a un Gobierno que enfrenta un estancamiento en Brasilia, en su búsqueda por respaldo del Congreso para aplicar políticas para reactivar el crecimiento económico.