Shutterstock 162
Shutterstock 162

El "efecto rebote" de las dietas es uno de los mayores problemas que se afrontan a la hora de bajar de peso. Precisamente porque implica recuperar los kilos perdidos luego de transitar planes alimenticios en los que resultó verdaderamente dificultoso alcanzar el objetivo deseado.

No obstante, analizar este problema es llegar al fondo de la cuestión bajo el siguiente interrogante: ¿es posible evitarlo? Para Mariana Acebal (MN 4.838), médica nutricionista del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, la respuesta es afirmativa. "Al principio, tras bajar de peso, es importante identificar los alimentos adictivos y disparadores. En caso de consumirlos, que sea esporádicamente, porciones chicas y fuera de casa. Hay que evitar tenerlos en la alacena o heladera", explicó la doctora.

Aunque son varias las causas del "efecto rebote", una de las principales es que la persona elimina los hábitos que le dieron el éxito en la dieta y regresa a aquellos que le otorgaron el exceso de peso. Dejar comer sano e ingerir muchos alimentos procesados, no realizar ejercicio físico y no seguir una dieta equilibrada puede resultar verdaderamente conflictivo.

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

No alcanza con una dieta que beneficie la pérdida de peso. Lo importante es el equilibro. Las que llevan consigo la eliminación de nutrientes o alimentos esenciales, sólo terminan produciendo grandes déficits en el funcionamiento del organismo. Además, influyen negativamente y explican por qué las personas caen fácilmente en los atracones o alimentos prohibidos durante la dieta.

Por ende, complementar todo un plan responsable con la actividad física es fundamental, ya que este es otro factor que contribuye a la aparición del "efecto rebote". "El mantenimiento se entrena y cambiar hábitos alimentarios es posible. Es conveniente que la persona tenga consultas periódicas con su profesional y si estuvo asistiendo a grupos terapéuticos en su etapa de adelgazamiento no deje de hacerlo cuando alcance su peso ideal", dijo la nutricionista Acebal.

Claves para no caer en el "efecto rebote"

La nutricionista Mariana Acebal elaboró una serie de puntos claves para evitar caer en este síntoma:


  • Identificar todas las conductas que llevaron a engordar y no volver a repetirlas. Es importante no repetir el modelo anterior.
  • Mantener siempre un orden alimentario. Las cuatro comidas diarias son importantes para el organismo.
  • Evitar el picoteo entre comidas.
  • Hidratarse correctamente con agua (2 litros por día), en donde se pueden incluir bebidas acalóricas.
  • Mantener un plan adecuado de actividad física para aumentar el gasto energético.
  • Pesarse frecuentemente y respetar estrictamente el rango de peso pautado por la nutricionista. En caso que el paciente esté por encima de ese rango, es importante que revise el plan alimentario y además tenga un control con su profesional.
  • Evitar el consumo de alcohol y -en caso de tomarlo diariamente- modificar esa rutina y que sea en forma esporádica y moderada.


"Si se participó en una comida fuera de lo común, como por ejemplo un cumpleaños y la persona ingirió alimentos más calóricos, hay que pesarse al otro día y volver rápidamente al plan de mantenimiento. Limitar el consumo de harinas y dulces también es esencial", aclaró Acebal.